Denuncian el proyecto de 300 chalés junto al Júcar en Albacete

Ecologistas en Acción de La Manchuela (ACEM) y el grupo Ecologista de Madrigueras se han posicionado en contra del proyecto de construcción de una urbanización de 300 chalés en el paraje de Cuasiermas, ocupando una superficie de 46 hectáreas.

El proyecto está ubicado dentro del término municipal de Madrigueras, y conlleva varias urbanizaciones, siendo esta de Cuasiermas la que se encuentra en un estado de tramitación más avanzado.

Además se encuentra a pocos metros del campo de golf "Las Pinaíllas", al otro lado del cauce, por lo que hay que recordar que el entonces Presidente de la Comunidad, José Bono, se comprometió a que no se construirían viviendas alrededor del campo de golf, para evitar la especulación en esta zona natural.

Río Júcar seco
Imagen de hace unos años del "río" Júcar, sin nada de agua, a su paso por Cuasiermas

Esta urbanización junto al cauce del Júcar, al igual que las otras ya proyectadas, supondrán una nueva agresión a este ecosistema fluvial tan castigado en los últimos años. Nuestro río ha venido sufriendo una política del agua que ha supuesto la sobreexplotación del acuífero de la Mancha Oriental, con cultivos demandantes y despilfarradores de agua como el maíz, remolacha o alfalfa, que sobre todo benefician a una pequeña minoría de grandes empresarios agrícolas. El incumplimiento de los caudales ecológicos, las regulaciones del caudal sin consideraciones ambientales, los trasvases y las nuevas demandas que siguen amenazando nuestro río nos hacen recordar la imagen de hace unos años de 40 kilómetros de cauce completamente seco. A toda esta problemática "del agua" hay que añadir la degradación de los bosques de ribera y la introducción de especies exóticas.

Esta asociación, como defensora de la naturaleza, está en contra de este urbanismo difuso o disperso, con un alto impacto ambiental por lo que supone de aumento del uso del coche, de consumos de agua y de ocupación de espacios naturales, tanto en edificaciones como en infraestructuras.

Esta asociación pide a la Junta de Comunidades y al Ministerio de Medio Ambiente que de una vez por todas desarrollen el Plan Integral del río Júcar, con actuaciones como la recuperación del bosque de ribera con especies autóctonas y control del caudal del río y del acuífero entre otras, que permita su salvaguarda y recuperación, y evitando que proyectos como este quieran cambiar naturaleza por dinero.