Denuncia del incendio del vertedero de RSU de Tharsis

Desde Ecologistas en Acción de Huelva no es la primera vez que denunciamos la nefasta gestión del vertedero de Tharsis. Lo hicimos ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente en Mayo de 2001 y aún no hemos recibido respuesta. Lo volvimos a denunciar ante la Fiscalía Provincial de Huelva en noviembre del 2002, sin que nos conste ninguna decisión judicial al respecto.

La gestión de la Diputación Provincial y la Mancomunidad del Andévalo en este vertedero es más que nefasta, no sólo por permitir que el vertedero siga ardiendo desde hace más de un mes y generando gran cantidad de emisiones tóxicas, sino por que estos incendios se vienen produciendo muy regularmente, sin que ningún responsable se dé, ni siquiera, por aludido.

Si a esto añadimos que la Planta de Compostaje, anexa al vertedero, aún no ha entrado en funcionamiento, después de que la Diputación anunciara su inauguración a principios de 2003, y que la gestión de la Planta de Villarrasa,
también denunciada por Ecologistas en Acción, no es precisamente ejemplo a seguir, mucho nos tememos que los incendios continúen.

El vertido de residuos sólidos urbanos que se viene realizando en las instalaciones denunciadas se realiza sin la preparación adecuada para evitar este tipo de incidentes, como ya ha sido puesto en conocimiento de las instancias judiciales en otras ocasiones.

No hay sistemas para evitar la acumulación de metano en las capas profundas del vertedero, por lo que las condiciones para que se den incendios están claramente relacionadas con la inexistencia de gestión responsable.

Máxime cuando existen materiales que facilitan combustiones lentas y persistentes, como las grandes cantidades acumuladas de lodos orgánicos procedentes de las
estaciones depuradoras de aguas residuales.

Las poblaciones de los pueblos cercanos al vertedero, Alosno, Tharsis, y Puebla de Guzmán han estado y siguen estando expuestas a una gran cantidad de emisiones
tóxicas procedentes de la combustión incontrolada. Hay que recordar que estas emisiones contienen gran cantidad
de metales pesados, óxidos de nitrogeno y azufre, e incluso dioxinas y furanos. La emisión de dioxinas y furanos presenta especiales riesgos para la salud humana y ambiental por la persistencia en el medio de estos contaminantes tóxicos, como se recoge en la legislación europea que pretende la eliminación de estos compuestos. La Comisión de Medio Ambiente de la UE cita también explícitamente los lodos de aguas residuales como una fuente de contaminación de suelos y aguas por dioxinas en caso de depósito directo. Está claro que si además hay incineración se multiplican los riesgos para la salud y
el medio ambiente.

Para Ecologistas en Acción resulta inexplicable que, a pesar de todo lo anteriormente señalado, los responsables del vertedero no procedieran a tomar las medidas
necesarias para sofocar el incendio, y los lodos de aguas residuales, así como otras basuras hayan estado combustionando semanas enteras.




Visitantes conectados: 622