Posibles irregularidades en la construcción de un campo de golf

Recientemente, el alcalde de esta localidad, Jesús Martín, afirmaba en una entrevista publicada en un medio de comunicación de la provincia, que las obras del campo de golf se habían reanudado al superarse el pertinente trámite de evaluación de impacto ambiental.

Efectivamente, en las últimas semanas se ha podido comprobar actividad de maquinaria pesada en la zona en que se proyecta el complejo.

Por este motivo, y ante las dudas que la tramitación del expediente genera, Ecologistas en Acción ha puesto los hechos en conocimiento de la Administración por si se estuviera incurriendo en alguna infracción relacionada con la conservación del medio ambiente o la ordenación del territorio, solicitando al mismo tiempo, caso de que esto fuera así, la inmediata paralización de las obras y la incoación del correspondiente expediente sancionador.

El proyecto de campo de golf de Valdepeñas es uno más de la decena de proyectos similares que pretenden construirse en la provincia de Ciudad Real. Ecologistas en Acción se opone a este tipo de negocios de especulación urbanística por considerarlos perjudiciales a medio-largo plazo para los intereses generales de los castellano-manchegos, absolutamente inmorales desde el punto de vista político, e inaceptables en un territorio cuyos acuíferos subterráneos se hallan sobre explotados, razón por la cual se vienen invirtiendo importantes cantidades de dinero público para intentar paliar la situación (más de 100.000 millones de las antiguas pesetas entre la Plan de Rentas y la tubería para el abastecimiento de poblaciones de la Llanura Manchega).

En último extremo, proyectos de esta índole, tremendamente derrochadores de agua, deberían de quedar en suspenso hasta la aprobación definitiva del Plan Especial del Alto Guadiana, que pretende poner orden en la gestión y consumo de agua en la cuenca.