La Junta tiene que hacer los deberes en el PN de Doñana

Ecologistas en Acción aplaude la decisión de la Junta de proponer a la
UNESCO la ampliación de la declaración de Reserva de la Biosfera de
Doñana a todo el espacio natural, pero antes tiene que hacer los deberes.

Ecologistas en Acción considera que la implantación de esta figura
mundial de protección en el Sector Sur del Parque Natural de Doñana
permitiría aumentar su conservación y acabar con el deterioro progresivo
que sufre.

El Sector Sur del Parque Natural de Doñana declarado dentro del
Inventario de Espacios Naturales protegidos de Andalucía, en el año
1989, cuenta en la actualidad con más de 3.000 hectáreas, de las cuales
unas 2.300 son las Marismas de Bonanza y cerca de 700 hectáreas,
comprende el Pinar de la Algaida, ambos tienen un incalculable valor
tanto paisajístico como ornitológico, ofreciendo refugio, alimento y
nidificación a millones de aves durante todo el año. Pero es un espacio
natural abandonado por las administraciones provinciales de Huelva y
Cádiz, así como los propios servicios centrales de la Consejería de
Medio Ambiente.

A día de hoy son múltiples los graves problemas medioambientales que
sufre este parque natural. El más grave es que no existe suficiente
guardería forestal y la que hay no tiene dedicación exclusiva. Por otro
lado, más de 500 cabezas de ganado transitan sin control sin que las
consejerías de Agricultura y Medio Ambiente ni Demarcación de Costas
quieran atajar este asunto, obligando a los propietarios a llevárselas
fuera del parque. La carga ganadera está ocasionando desde hace años
verdaderos estragos en las marismas del Guadalquivir (en época de
reproducción con sus pisadas destrozan colonias de especies protegidas)
y en el pinar de La Algaida. El denominado “ecotono” (barrera natural
que diferencia las marismas del pinar) está siendo literalmente comido,
impidiendo el crecimiento de la flora autóctona.

Otro problema de extrema gravedad es el tema de los aprovechamientos
cinegéticos, aún estando en zona de seguridad, o sea en zona de Dominio
Publico Marítimo Terrestre. La Delegación Provincial de Medio Ambiente
de Cádiz ha aprobado los diferentes planes técnicos de caza, pues se
trata del único municipio en la provincia donde se autoriza cazar en
marismas inundables. El Parque Natural de Doñana, dentro de sus 3.000
hectáreas, contiene 5 cotos privados de caza, uno de ellos municipal.

Por otra parte, Ecologistas en Acción reclama la zonificación de los
límites del Sector Sur del Parque Natural, según lo recogido en la
memoria descriptiva del Plan Ordenación de los Recursos Naturales (PORN)
y Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), a través de un vallado
limítrofe y sus respectivas tablillas homologadas de Parque Natural, ya
que ello impediría la usurpación ilegal para suelo agrícola y permitiría
un mayor control de las posibles edificaciones ilegales, entre otras cosas.

Por tanto, Ecologistas en Acción exige a la Consejeria de Medio Ambiente
que haga de forma urgente los deberes que tiene pendiente en el Sector
Sur del Parque natural, que, como bien ha afirmado la propia consejera,
Fuensanta Coves, “dispone de paisajes y hábitats de flora y fauna
similares a los del Parque Nacional de Doñana”. Su conservación es vital
tanto desde el punto de vista socioeconómico para Sanlúcar como en el
ámbito naturalístico. No hay que olvidar que en Europa Doñana está
considerado una joya natural.