Irregularidades en el vertedero de Nerva

Ecologistas en Acción y la Plataforma Antivertedero de Nerva denunciarán las presuntas irregularidades en el funcionamiento y respeto al medio ambiente del vertedero de Nerva ante la Unión Europea. En el cual se presentará un dossier fotográfico con todas estas irregularidades ante el Fiscal General del Estado, ante el Ministerio de Medio Ambiente y ante el Defensor del Pueblo Andaluz.

Cabe destacar que este vertedero de residuos tóxicos, el “mayor” de España, funciona desde julio de 1998, momento desde el que se han producido cinco incendios reconocidos por la autocombustión de residuos, seis accidentes de consideración en las carreteras por camiones que portan los residuos, malos olores y el polvo en el entorno que están dañando la vegetación existente y vertidos que afectan al cauce natural del río Tinto, Lugar de Interés Comunitario, paisaje protegido, estudiado por la NASA y de gran prestigio internacional.

Desde Ecologistas en acción ya se han presentado tres denuncias por la vía penal en el Juzgado de Valverde, otra ante el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial, dos denuncias ante la Consejería de Medio Ambiente y cuatro en el cuartel de la Guardia Civil de Nerva con resultados "nulos", por lo que la organización ecologista van a remitir a las más altas instancias del poder judicial y ejecutivo este dossier fotográfico argumentando nuestras denuncias para que esta planta garantice el derecho fundamental a la salud y al medio ambiente que tienen los ciudadanos.

Desde esta organización se ha vuelto ha recordar que no se ha cumplido la primera promesa que se hizo sobre el vertedero, que era que serviría para los residuos tóxicos de la provincia, pero tampoco la segunda, porque ya no sólo acoge los de Andalucía, sino que recibe los de Portugal e incluso de toda Europa, con lo que este vertedero es hoy una vía sin vallado ni control ciudadano, sanitario o ambiental. Por todo ello, se preguntará sobre "la falta de control y los accidentes que se registran en este vertedero, que se ha convertido sin duda en el agujero negro de la política ambiental y de residuos española".

Por último desde la Plataforma Antivertedero de Nerva y Ecologistas en acción han instado al alcalde de la localidad, Eduardo Muñoz (PSOE), a crear una comisión de control y seguimiento del vertedero porque la que se hizo dejó de funcionar en 2001, momento en el que se dejó de recibir información. Y se ha exigido a la Junta inste a la empresa del vertedero a que instale unas redes para medir la concentración de partículas que inhalan las personas como consecuencia de la actividad del vertedero, cuya creación estaba contemplada en la declaración de impacto ambiental, pero que no se ha hecho.