Se recalifican medio millón de m2 en el PN de los Alcornocales

El Ayuntamiento de Prado del Rey ha sacado a información pública el Texto Refundido del PGOU tras su aprobación condicionada por la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CPOTU) el pasado 31 de julio. En el PGOU el Ayuntamiento mantiene unos crecimientos urbanísticos desorbitados, injustificados e insostenibles. Se pretende recalificar a suelo urbano o urbanizable un total de 1.990.977 m2 lo que supondría un 200% de aumento sobre el suelo urbano actual, y la construcción de 1.440 nuevas viviendas, y todo para un pueblo con la población estabilizada en torno a los 6.000 habitantes. Este PGOU supone un incremento de la población superior a las 5.000 personas, lo que significa casi duplicar la población existente. Este crecimiento urbanístico sólo se explica por la “burbuja inmobiliaria” que se ha desatado y que utiliza sólo la compra de viviendas como una forma de inversión muy rentable. Este crecimiento desproporcionado e incontrolado y la proliferación de urbanizaciones fantasmas pueden traer gravísimas consecuencias en un futuro próximo a este y otros pueblos de la Sierra de Cádiz.

El PGOU mantiene el Plan Parcial nº 8 “El Cruce”, con el que se pretende declarar urbanizable un total de 581.064 m2 de suelo protegido perteneciente al Parque Natural Los Alcornocales, en contra del acuerdo de la citada reunión de la CPOTU que suspendió este Plan Parcial por carecer de justificación. Ecologista en Acción ha expuesto en reiteradas ocasiones su oposición a esta recalificación que se intenta justificar en la regularización de la urbanización ilegal existente. En realidad las viviendas ilegales existentes no llegan al medio centenar, pero el Ayuntamiento las utiliza como estratagema para recalificar una superficie muy superior a la zona con edificaciones. Prueba de ello es que se contempla en este suelo urbanizable 214 viviendas, de las que 170 serían de nueva construcción, y 67.000 m2 de suelo para uso terciario (geriátrico y hotel) que nada tiene que ver con la supuesta regularización. Hay que destacar que parte de este Plan Especial afecta a zonas forestales con enormes ejemplares de quejigos y alcornoques, al pie de un cerro emblemático, Cabeza de Hortales, donde se encuentra el valiosísimo yacimiento arqueológico de Iptuci, declarado Bien de Interés Cultural.

Este PGOU no cumple el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), aprobado recientemente por el Parlamento andaluz y por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. El POTA incluye como normativa que los PGOUs no incluirán crecimientos de suelo urbanizable superiores al 40% ni crecimientos que supongan incrementos de población superiores al 30% en ocho años.

El PGMO incluye, además, un campo de golf (Plan Parcial nº 5) que, como muchos otros, es una mera excusa para recalificar 798.212 m2 y construir 467 viviendas, hotel y centro comercial. Este proyecto supondrá un daño irreversible a la tipología y estructura urbana característica de Prado, población de trama cuadrangular típica de los pueblos de la Ilustración. Este caserío único con un elevado valor histórico no sólo no se utiliza como su principal capital y atractivo turístico, sino que se pretende destruir rodeándola de urbanizaciones de chalets y adosados que desfigurarán su estructura urbana y convertirá a Prado del Rey en un pueblo sin personalidad, ya que todos estos proyectos de campos de golf son clónicos. En el PGOU se asegura que dicho campo de golf consumirá sólo 310.826 m3, cuando un campo de golf de 18 hoyos en nuestro clima necesita un mínimo de 500.000 m3 de agua. Es muy significativo que el PGOU incluya un informe de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra que justifica duplicar el consumo del pueblo, agua que procede de manantiales ubicados en el Parque Natural Sierra de Grazalema y que pueden terminar regando un campo de golf.

Ecologistas en Acción ha presentado Alegaciones al PGOU y ha solicitado al Ayuntamiento que lo revise para incluir como objetivos prioritarios garantizar el desarrollo sostenible y la conservación del valioso patrimonio natural, paisajístico, arquitectónico y etnológico del municipio de Prado del Rey. Ecologistas en Acción ha propuesto en sus Alegaciones que se reduzca drásticamente los crecimientos de suelo urbanos y urbanizables y las previsiones de nuevas viviendas para adaptarlas al POTA y a la Agenda 21 de Andalucía; se elimine el Plan Parcial nº 8 “El Cruce”, manteniendo la totalidad del Parque Natural Los Alcornocales como Suelo No Urbanizable Especialmente Protegido; y se elimine la totalidad del Plan Parcial nº 5 (campo de golf), manteniendo este suelo como no urbanizable.

Ecologistas en Acción va a solicitar a las Consejeras de Obras Públicas y Medio Ambiente que sean coherentes con sus proclamas de oposición a modelos especulativos y en defensa del desarrollo sostenible y rechacen este PGOU.




Visitantes conectados: 623