Acusan al alcalde de Ubrique de mediar en la compra de fincas

La disparatada especulación urbanística que se está entendiendo por los pueblos de la Sierra de Cádiz tiene su último episodio en Ubrique donde el Ayuntamiento pretende construir un campo de golf con la consabida urbanización en Cerro Mulera, un bello paraje ubicado entre los Parque Naturales Los Alcornocales y Sierra de Grazalema.

El dinero mueve muchas voluntades y el alcalde de Ubrique, Javier Cabezas (PA), se está dedicando a citar a los propietarios de fincas del Cerro Mulera en su despacho oficial para proponerles comprarles sus tierras para el proyecto urbanístico y de campo de golf que, según él, tiene previsto una empresa privada. El alcalde está ofreciendo 90.000 € (15 millones de pesetas) por hectárea, diez veces el precio que tienen estas fincas, lo que demuestra como se puede ganar muchísimo dinero de forma fácil en base a proyectos de recalificaciones de suelos no urbanizables. Algunos propietarios han aceptado la oferta del alcalde, pero otros se han opuesto, a pesar de las presiones recibidas.

Ecologistas en Acción considera inadmisible que un alcalde utilice su cargo público para hacer de intermediario en la comprar fincas para una empresa constructora y exige explicaciones públicas.

Ecologistas advierte que se opondrá a este nuevo proyecto urbanísticos que vienen a instaurar un modelo especulativo que provocará graves impacto ecológicos, sociales, económicos y paisajísticos en la Sierra de Cádiz, y que incumple las normas del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía recientemente aprobado por el Parlamento andaluz y la Junta de Andalucía.