Denuncian el voto favorable a un campo de golf en el Puerto de San Isidro

La declaración de impacto ambiental favorable a la construcción de un campo de golf en Puebla de Lillo,
en un puerto de montaña, sobre las fuentes de las que nace el río Porma, -lugar de incalculable valor ecológico y paisajístico-, ilustra de manera ejemplar el quehacer de esta Comisión que ni preseva, ni tutela, ni salvaguarda la naturaleza y el medio ambiente de la provincia, antes al contrario, pone los recursos naturales, - que son patrimonio colectivo de las generaciones presentes y futuras-, al servicio de intereses privados (empresariales o políticos). Así lo hemos podido comprobar a lo largo del año 2006; periodo en le que esta asociación ha participado con voz y voto, siempre minoritarios, en el órgano de decisión medio ambiental de la provincia, que está formado en su mayor parte por políticos y funcionarios cuya independencia de criterio y capacitación ponemos en duda.

Es de todo punto improcedente evaluar el impacto del campo de golf sin tener en cuenta las sinergias producidas por la macro-urbanización que lleva asociada, tal como prevé la legislación de impacto ambiental.

La localización de estos proyectos fuera de la Red Natura y de otras figuras de protección, se debe tan solo a decisiones políticas -lastradas desde hace mas de 25 años- , por la presencia de la estación de esquí. No obstante se sitúan a poco más de mil metros de los límites del Parque Regional de Picos de Europa y de los LIC Picos de Europa y Montaña Central, en una zona excluida del ámbito de aplicación del Plan de Recuperación del Oso Pardo, -a pesar de estar muy cerca de una de las áreas críticas para su alimentación-; e igualmente fuera, pero a escasísima distancia, de los lindes que establece el futuro Plan de Recuperación del Urogallo y de la ZEPA Picos de Europa en C y L. Por lo tanto estamos convencidos de que corresponde exclusivamente a la comunidad científica determinar la repercusión que sobre los Planes de Recuperación del Oso Pardo y el Urogallo Cantábricos tendrían los desarrollos urbanísticos proyectados en el Puerto de San Isidro.

Por otra parte es gravísimo que la Diputación de León se dedique a promover campos de golf y a subvencionar con cantidades millonarias las estaciones de esquí -facilitando de paso el negocio inmobiliario a empresas como la mercantil Ski Golf Resort. S.A. - cuando muchos pueblos de la provincia siguen teniendo problemas de abastecimiento de agua potable y careciendo de sistemas eficientes de depuración de las aguas residuales. Sin ir más lejos es posible que en Puebla de Lillo empiece a funcionar antes el campo de golf que la depuradora.

Manifestamos públicamente nuestro apoyo a la asociación de vecinos de Puebla de Lillo que ha presentando alegaciones y denunciado el proyecto de este campo de golf: “una barbaridad medio ambiental y un desvarío absoluto en términos de uso y ordenación racional del territorio”.