Animamos al alcalde a que pida a la fiscalía que investigue su actuación

Ecologistas en Acción denunció el pasado día 5 que el alcalde de Ubrique había convocado a los propietarios de fincas del Cerro Mulera en su despacho oficial para proponerles que vendieran sus tierras a una empresa inmobiliaria para poder desarrollar un proyecto urbanístico con campo de golf, gestiones que consideramos inadmisibles

El alcalde aseguró que era falso que se pretendiera construir un campo de golf -aunque después lo ha admitido- y desmintió que hubiera presionado a ningún propietario en favor de la empresa promotora, de la que se sigue desconociendo su identidad. Estas declaraciones han sido desmentida por dos de los propietarios que convocó a su despacho: Antonio García Pérez y Mª Carmen Janeiro, que han declarado que el alcalde les aseguró que tenía un buen trato para ellos, que se iba a construir una urbanización con campo de golf, hotel y centro hípico, y les dijo la cantidad que les ofrecía la empresa por comprarles sus fincas, comprometiéndose incluso a enviarle a la Sra. Janeiro un borrador del contrato de compraventa. El alcalde les advirtió que si no vendían podrían ser expropiados. Ha quedado por tanto plenamente demostrada nuestra denuncia pública.

Ecologistas en Acción emplaza al sr. Cabezas a que envíe a la Fiscalía toda la información y documentación sobre este proyecto y sobre sus gestiones para que se investiguen. Le advertimos que no tememos a sus amenazas de querellas; ya otros alcaldes, como el anterior de Grazalema, han intentado tomar represalias contra nuestro compañero Juan Clavero, y le salió el tiro por la culata. Nuestras denuncias por ilegalidades urbanísticas en los municipios de la Sierra de Cádiz siempre se han demostrado veraces.

Ecologistas en Acción considera ridículas las acusaciones de maniobras políticas, pues hemos demostrado fehaciente y reiteradamente nuestra absoluta independencia. No deja de ser curioso que cuando denunciamos ilegalidades urbanísticas en Grazalema, el PSOE nos acusa de hacerle el juego al PP; si lo hacemos en El Bosque, el PSOE nos acusa de hacérselo a IU; si en Espera, IU nos acusa de favorecer al PSOE; y si denunciamos al alcalde de Ubrique (PA), nos acusa de maniobrar a favor de no sabemos quién.