Exigen que se cumpla la normativa vigente en materia de cercas

La presencia masiva de cercas cinegéticas y los incendios forestales ha provocado la muerte de centenares de animales silvestres este verano. Ecologistas en Acción de Córdoba exige al Delegado Provincial de la Consejería de Medio Ambiente el cumplimiento de la normativa vigente en materia de cercas o cierres perimetrales.

Las consecuencias ambientales de los incendios forestales sufridos por los montes andaluces han sido muy cuantiosas. El coste ambiental añadido lo ha supuesto la existencia de centenares de kilómetros de cercas cinegéticas que impidieron la huida de miles de individuos de especies de fauna silvestre, en especial los de gran tamaño. Centenares de ciervos, jabalís, gamos, etc han perecido atrapados y enredados en las mallas cinegéticas, en vano intento de sortearlas.

Activistas de Ecologistas en Acción hemos recorrido parte del perímetro de varias fincas cercadas por los incendios forestales de Huelva y Jaén. Durante el recorrido se observaron decenas de ciervos calcinados a pie de malla, o bien, enmarañados en la misma. También pudimos observar cómo algunos grupos de ciervos supervivientes vagaban asustados por unos terrenos desprovistos de vegetación y agua, sin poder salir de la finca arrasada por el fuego.

Las cercas en general, y en particular las cinegéticas, debido a su altura, rigidez y fuerte anclaje en el suelo, son un obstáculo en las labores de extinción de los medios terrestres. En ocasiones dificultan el transito del personal y de los vehículos, además de convertirse en un elemento que dificulta la salida rápida en caso variación del viento u otras circunstancias que aconsejara el repliegue de los medios de extinción (INFOCA).

Lo más lamentable de esta situación, y que Ecologista en Acción denuncia públicamente, es que el pernicioso efecto de las cercas cinegéticas en situaciones de emergencia, como es un incendio forestal, quedaría en gran medida amortiguado si se cumpliese la normativa vigente en material ambiental en su máxima expresión. Es decir, si el Dominio Público Hidráulico (cauces de agua), y los caminos vecinales y vías pecuarias se respetasen y se mantuvieran los pasos practicables que establece la legislación, la mayor parte de las poblaciones de fauna silvestre que pueden llegar a sucumbir de forma inmisericorde ante las llamas en el trascurso de un incendio forestal, se podría salvar por estos pasillos o pasos.

Suele ocurrir lo contrario: son los terrenos por donde discurren los arroyos y ríos donde se lleva a reforzar aún más la estructura de la cerca cinegética con la colocación de planchas de metal, cadenas, doble malla, etc.

Sin embargo, la casi totalidad de los propietarios y gestores cinegéticos que han optado por este tipo de instalaciones (las cercas cinegéticas afectan a una superficie superior 100.000 hectáreas), vulneran la normativa en materia de vías pecuarias (1995), ordenanzas que regulan el uso de caminos vecinales y la ley básica de aguas de 1985.

Ecologistas en Acción de Córdoba se va a dirigir al Delegado Provincial de la Consejería de Medio Ambiente exigiéndole el desmantelamiento de las cercas cinegéticas en las fincas públicas y la apertura de pasos practicables en los cauces, arroyos y ríos que atraviesen las numerosas fincas de caza en régimen de propiedad privada.




Visitantes conectados: 715