Permiso para duplicar las extracciones de áridos en San Roman de Hornija

La Junta de Castilla y Leon otorga un nuevo permiso para duplicar las extracciones de áridos en San Roman de Hornija
La Junta de Castilla y León ha otorgado el pasado 11 de diciembre una nueva Declaración de Impacto Ambiental positiva a la empresa ARTRASA para que pueda duplicar sus extracciones de áridos sin escuchar las alegaciones de los vecinos

Tras cinco años de actividad de la mercantil ARTRASA en el municipio, la Junta ha decidido otorgar Declaración de Impacto Ambiental positiva a un nuevo proyecto, “Artrasa Nº 291” que sumado al que ya poseía la empresa “El Parque Nº 233”otorga permiso para un volumen de extracción superior a 400.000 m3/año, además estos proyectos incluyen la tala de aproximadamente unas 70 Hectáreas de pinares centenarios, así como la utilización de una plantas de lavado y clasificación de áridos que igualmente se interpusieron alegaciones sin ser escuchadas.

Esta empresa ha venido desarrollando su actividad incumpliendo las Declaraciones de Impacto Ambiental y por tanto de forma ilegal, estos hechos han sido conocidos en todo momento por las administraciones públicas, que han permitido su actividad y ahora autorizan el aumento de la misma.

Hoy en día ya puede destacarse la tala de aproximadamente 10 Hectáreas de pinares que desde la llegada al municipio y de forma ininterrumpida ha venido desarrollando la empresa. La actividad de Artrasa consiste en gran medida en arrasar el monte-pinar y sacar la grava que hay debajo, para venderla.

Igualmente se tiene constancia que ha extraído áridos en “suelo protegido” según normas urbanísticas municipales, incluso el paso del nivel freático en reiteradas ocasiones. Además del paso de cientos y cientos de vehículos al día de gran tonelaje por el estrecho casco urbano poniendo en peligro las viviendas y ocasionando un grave peligro para los viandantes y por supuesto empeorando la calidad ambiental (aumento de ruidos, polvo, etc.).

La mercantil Artrasa no ha llegado a ejecutar el puente que prometía sobre el río Duero para el paso de camiones, con la finalidad de no ocasionar molestias a los ciudadanos del pueblo, pese a lo cual ahora autorizan duplicar estas afecciones.

La empresa además ha extraído áridos de cañadas y caminos del Ayuntamiento de San Román de Hornija, sin tenerse constancia de haberse producido sanción alguna hasta este momento.

En el año 2003 tras ver las agresiones ambientales que la citada empresa ya había producido gran numero de ciudadanos participaron en una recogida de firmas que en lugar de garantizar su bienestar, ve a día de hoy mas que nunca como la administración publica mira por el bien privado y no por el bienestar público.