Exigen reconocimiento y protección de humedales cordobeses

Con motivo del Día Mundial de los Humedales que se celebrará el próximo día 2 de febrero, la Federación Provincial de Ecologistas en Acción de Córdoba alerta de la escasez de agua que presentan la mayoría de las lagunas de la provincia de Córdoba. En concreto algunas de ellas que son Reservas Naturales (Dulce, Jarales, Salobral y Santiago) están casi secas por la falta de lluvias, en principio un motivo más de preocupación ante otro año en lo climatológico muy escaso debido a un clima cada vez más seco y falto de precipitaciones, muy posiblemente por la influencia del Cambio Climático proceso que ya se ha puesto en marcha y que según la comunidad científica, pronostica consecuencias muy graves a todos los niveles para nuestra provincia.

Esta situación también se está dando en lagunas situadas en Baena que se encuentran totalmente secas. "La Quinta" está sin agua desde hace casi año y medio y el "Rincón del Muerto" sólo presenta un pequeño volumen de agua de no más de 10 centímetros de profundidad.

Por otra parte, en pequeñas lagunas de Baena como "Cortijo Viejo", "Casasola" y "El Cambroncillo" además de la situación de sequía, se le une el olvido y abandono por parte del Ministerio de Medio Ambiente que no se atreve a reconocer su existencia. Ante las constantes denuncias de Ecologistas en Acción sobre los cultivos que se están implantando en estos humedales aprovechando la sequía, el Ministerio de Medio Ambiente esta archivando todas las denuncias con argumentos tan infudados como que no existen en el catastro municipal ni en el inventario de lagunas catalogadas, sino que se deben a una vaguada natural del terreno que se encharca en épocas de abundantes lluvias. Sin embargo estas lagunas vienen siendo desecadas desde la década de los años 60-70 mediante caños secos, drenajes y destrucción de la vegetación perilagunar.

No sólo la ausencia de lluvia esta afectando a las zonas húmedas, humedales emblemáticos de Córdoba como la "Laguna de Zóñar" que ha visto como la presencia de especies piscícolas introducidas por el hombre (como las carpas, carmines y gambusias) han modificado su limnología llegando a afectar muy negativamente a las comunidades de patos buceadores, además de provocar la práctica desaparición de una parte significativa de los invertebrados acuáticos y anfibios, al predar estas especies sobre los huevos y larvas.

Ecologistas en Acción seguirá trabajando en la conservación y el reconocimiento que merecen estos pequeños humedales del interior de la campiña de Baena, así como por el resto de los humedales presentes en la provincia de Córdoba.