Por la protección de los humedales de la provincia de Málaga

El Día Mundial de los Humedales, que se conmemora cada 2 de febrero tras el Convenio Internacional de Ramsar para la protección de estos valiosos ecosistemas, destaca este año la importancia de la pesca tanto en los humedales costeros como interiores.

“Pesca para el futuro” es el lema para este año en el que Ecologistas en Acción quiere poner de manifiesto una vez más la relevancia de estos hábitats debido a que constituyen zonas de elevada producción biológica. El gran aporte de nutrientes arrastrados por los ríos convierten a sus desembocaduras en lugares de gran biodiversidad tanto vegetal como animal que, sin embargo, no encuentran la protección que se merecen por parte de la Junta de Andalucía y los ayuntamientos respectivos.

En una situación especialmente grave, se encuentran las desembocaduras de los ríos Guadalmansa, Guadalmina, Guadaiza y Verde en los que las obras hidráulicas y la presión urbanística han deteriorado gravemente sus ecosistemas. Por ello, se hace necesario el establecimiento de un caudal ecológico que garantice la supervivencia de estos hábitats ya protegidos por la Unión Europea con la figura de ZEC (Zona de Especial Conservación). Igualmente grave es la situación de las desembocaduras de las ZECs de los ríos Padrón y Manilva que están siendo asfixiadas por la urbanización en ambos márgenes.

En el mismo sentido, Ecologistas en Acción rechaza totalmente la construcción de la presa proyectada en la ZEC del río Padrón, así como el trasvase Genal-Padrón-Verde, incluido también en el Plan de Ordenación Territorial de la Costa del Sol Occidental de Málaga, y que atravesaría de norte a sur la Sierra Bermeja de Estepona, también protegida como ZEC. Singular es el caso del río Vélez, un lugar que está consiguiendo su protección con el trabajo de asociaciones como SEO, GENA-Ecologistas en Acción, y AMACVA. Gracias a esta lucha ha sido incluido en la Red de Humedales de Andalucía. Sin embargo, la protecciòn de esta zona es insuficiente ya que soporta agresiones constantes como movimientos de tierras, tránsito de vehículos y perros sueltos.

Asimismo, Ecologistas en Acción reclama la protección de la desembocadura del río Torrox, cuyo pequeño humedal, que congrega una representación de aves migratorias, ha sido sistemáticamente destruido por iniciativa del propio Ayuntamiento de Torrox en un intento de “urbanizar” este paraje natural. Además, se reivindica la recuperación de la desaparecida laguna de la Herrera en Antequera, que llegó a ser la tercera más importante de Andalucía. Fue desecada hace décadas para cultivar en su superficie cuando se aplicaban políticas de erradicación de estos ecosistemas. Hoy aparece incluida en la Agenda 21 y en el Plan Estratégico de Málaga Madeca 10, pero paradójicamente, se planea construir un Aeropuerto justo encima de la misma.

Mención aparte merece la laguna de los Prados seriamente amenazada tras décadas de abandono institucional. Agresiones constantes a este bello paraje acorralado entre naves industriales, el asfalto y las vías del tren claman ya su protección para frenar el deterioro de uno de los pocos ecosistemas que permiten la reproducción de aves en la capital malagueña.