Admitido Recurso: Nuevo juicio Androcymbium

El 29 de septiembre pasado se celebró un Juicio Oral en el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería del que es titular el Juez Decano, D. Luis Miguel Columna. Los acusados eran Juan José Luque (Delegado de Medio Ambiente), José Guirado (Director General de la Consejería de M.A.), su esposa, Rosa Mendoza (Directora del Parque Natural de Cabo de Gata), Ramón Huesa (anterior Director del Parque Natural), Marcos Eguizábal (empresario, propietario de las Bodegas Paternina) y Jesús Aragón (representante de Marcos Eguizábal) . Se les acusaba de los presuntos delitos de prevaricación y contra el medio ambiente.

Al iniciarse el juicio, los abogados de los acusados, alegaron que los escritos de las acusaciones particulares se habían presentado fuera de plazo y que por tanto no existía acusación alguna porque el Fiscal había pedido ya el sobreseimiento de la causa. El Fiscal se mostró conforme con las tesis de las defensas y el Juez, Sr. Columna, expulsó de estrados a los dos abogados de la acusación (Ecologistas en Acción-Almería y Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata) por haber presentado fuera de plazo, según él, sus respectivos escritos de acusación.

El Juez, al considerar que no existía acusación alguna contra los responsables de Medio Ambiente debía de haber dado por concluido el proceso y dictar Auto de sobreseimiento, sin embargo lo que hizo fue celebrar un “juicio” donde a los “acusados” no se les acusaba de nada. El Fiscal, D. Juan Sánchez, participó en “el juicio” e incluso interrogó a los “acusados”. El “juicio” finalizó con una sentencia dictada de viva voz donde los “acusados” fueron absueltos de una acusación inexistente. Los responsables de Medio Ambiente airearon su declaración de inocencia en los medios de comunicación, sin pudor alguno.

Los abogados de la acusación presentaron recurso de apelación contra su expulsión de estrados y contra la sentencia dictada por el juez Columna ante la Audiencia Provincial, pidiendo la nulidad del juicio por haber presentado los escritos de acusación dentro de plazo y por haberse celebrado “el juicio” sin acusación.

La Sección 1ª de la Audiencia Provincial ha dado toda la razón a las acusaciones, considerando que los escritos de acusación se presentaron dentro de plazo y que por tanto “el juicio” fue nulo, al celebrarse sin acusación alguna. El Juez, Sr. Columna, tendrá que fijar nueva fecha para celebrar el juicio, pero esta vez con la participación de los abogados acusadores.

La actuación en el “juicio” celebrado el pasado 29 de septiembre del Juez D. Luis Miguel Columna y del ex-Fiscal de Medio Ambiente, D. Juan Sánchez fue puesta en conocimiento de diversas autoridades por parte de Ecologistas en Acción, entre estas autoridades está el Fiscal Coordinador de Medio Ambiente, que envió la protesta de Ecologistas en Acción a la Inspección Fiscal. A los pocos días, D. Juan Sánchez dimitió como Fiscal de Medio Ambiente de Almería.

D. Luis Miguel Columna ha protagonizado varias actuaciones en contra de Ecologistas en Acción y sus miembros como por ejemplo cuando acusó públicamente a la letrada de Ecologistas en Acción, Pilar Rodríguez, de haber “calumniado e injuriado” al Juez D. Tomás Cobo Olvera. El juicio contra la letrada se celebrará el próximo día 20, a las 9,30 horas, en el Juzgado de lo Penal número 3.

¿Por qué la Administración de Justicia almeriense ataca el uso de la libertad de expresión y hace de la crítica jurídica un delito? Se persigue a la Letrada de Ecologistas en Acción por denunciar, en un recurso legalmente previsto, el apartamiento del ordenamiento jurídico por un juez en ejercicio, obviando su sometimiento constitucional al imperio de la ley, lo cual ha sido ratificado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, mientras se deja de perseguir a los responsables municipales de Níjar, condenados en firme por abuso de poder por el TSJ, y al juez que aplica contra ley el criterio de la solidaridad a una copropiedad ordinaria, algo que es de manual de licenciatura de Derecho.

No es difícil casar el procedimiento con otros, donde la letrada víctima de persecución por usar su libertad de expresión, se ha enfrentado a proyectos urbanísticos depredadores para la costa almeriense, esencialmente dentro del Parque Natural Cabo de Gata, y en los que se ha destacado la falta de persecución de los posibles delitos medioambientales y contra la ordenación del territorio por parte de una administración de justicia que no parece conocer la existencia de tales tipos penales en los términos de Níjar y Carboneras.