Denuncian ante la Fiscalía y la UE la vulneración del LIC de Camarolos

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza - Ecologistas en Acción de la Axarquía ha presentado, ante la Fiscalía de Medio Ambiente de la Audiencia Provincial de Málaga y ante el Tribunal de Estrasburgo de la Unión Europea, una denuncia de la dejación de responsabilidades administrativas en el control y conservación del Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Camarolos, al aprobar en noviembre del pasado año(BOP nº 7 de fecha 10-I-2007), la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Málaga, el Expediente del Plan Parcial del Sector UR-4 “Sierra de Camarolos” de las Normas Subsidiarias de Alfarnatejo, abriendo las puertas al desarrollo del Proyecto de Urbanización dentro del mencionado espacio natural protegido.

GENA-Ecologistas en Acción presentó alegaciones a dicho proyecto en el año 2002, cuando estuvo en exposición pública, y la Delegación Provincial de Medio Ambiente requirió una serie de modificaciones al primitivo proyecto, decantándose finalmente en su Declaración de Impacto Ambiental (2005) por un dictamen favorable a dicho Plan Parcial, si bien condicionado a una serie de documentos y exigencias, la mayor parte de las cuales no se han tenido en cuenta en la aprobación definitiva por parte de la Comisión Provincial de Urbanismo.

Esta asociación ha encontrado un buen número de irregularidades que podrían ser constitutivas de delito de ordenación del territorio y por tanto supondría la nulidad de dicho Plan Parcial, entre las cuales figuran las siguientes:

1.- La desclasificación de una porción del Complejo Serrano de Interés Ambiental CS-5, para dejar libre al sector UR-4 por parte de la Comisión Provincial de Urbanismo en el 96, cuando desde el punto de vista estructural y ambiental dicho sector es indisociable de dicho complejo. Esta decisión supone que un órgano menor como una Comisión Provincial vulnera sustancialmente una norma de rango superior como es el Plan Especial de Protección del Medio Físico de Málaga, del que es titular la Junta de Andalucía, siendo ésta la única que podría alterarlo. Por otra parte, en la aprobación de las Normas Subsidiarias en 1996 no se aportó ningún Estudio de Impacto Ambiental, como era exigible desde el año 1995, en que se aprobó el Reglamento de Estudio de Impacto ambiental.

2.- La desconsideración del hecho de que este sector fue incluido por la Consejería de Medio Ambiente en la Zona de Especial Conservación de la Sierra de Camarolos (ES 6170012) de la Red Natura 2000, lo que supone el incumplimiento de la normativa de protección cautelar prevista en el artículo 6 de la Directiva 92/43 CEE, de obligado cumplimiento por parte de los países miembros, una vez publicada la lista propuesta para la Unión Europea, antes de su aprobación definitiva por parte de este organismo.

3.- La Declaración de Impacto Ambiental de fecha 7-VI-2005 reconoce la existencia de la inclusión del Sector UR-4 en la mencionada Zona de Especial Conservación ES6170012, que teóricamente hubiera sido suficiente para la declaración de nulidad del proyecto, y sin embargo, se desarrollan los demás elementos de la Declaración, condicionado a medidas correctoras que no incluyen de ningún modo la protección integral de la zona, que debería haber sido su dictamen, con arreglo al mencionado artículo 6.

4.- La Delegación Provincial de Medio Ambiente aporta un informe “favorable” al Texto Refundido de dicho plan en el 2005, a pesar de que el texto refundido no se presenta hasta el año 2006 y de que dicho Plan Parcial no certifica la mayor parte de las exigencias que prescribía la citada Declaración de Impacto Ambiental condicionada de este mismo organismo. En cualquier caso, es llamativo el desfase entre las fechas del informe (abril del 2005) y de presentación del Texto Refundido del Plan Parcial (noviembre del 2006). Medio Ambiente no pudo dar un informe favorable a un texto que todavía no había sido redactado.

5.- Se aprueba el Plan Parcial y con ello los movimientos de tierras asociados a la urbanización, sin realizar previamente los sondeos y prospecciones necesarias para determinar los posibles yacimientos arqueológicos que pueden existir en la zona, tal como determina el informe de la Delegación Provincial de Cultura.

6.- No se acredita en el dictamen de la Comisión si la Delegación de Medio Ambiente ha certificado que las modificaciones se adecuan a las exigencias de la Declaración de Impacto Ambiental y realmente suponen el 50% de protección del suelo.

7.- No se aporta el estudio geológico que exigía la Declaración de Impacto Ambiental, limitándose a “prometer” su estudio por la promotora, y tan sólo para determinar la capacidad de carga del terreno, sin alusión alguna a la importante determinación de los riesgos geológicos de tipo geodinámico derivados de la litología y estructura geológica de la zona. Consideramos que esta laguna constituye una grave negligencia por parte de la Comisión Provincial y es suficiente por sí sola para declarar la nulidad del acuerdo de la misma.

8.- El preceptivo Plan de Autoprotección contra Incendios Forestales no ha sido aportado, quedando como una “promesa” del Ayuntamiento. Por otra parte, no se recoge aquí la obligación de preservar no ya sólo los 50 m de distancia de la urbanización respecto de la masa forestal que recomendaba la Ley de Prevención contra Incendios, sino la más actual de 400 m. de distancia, hecho que obligaría a un replanteamiento de todo el proyecto.

9.- Aunque efectivamente el POT de la Axarquía mantiene la categoría de suelo urbanizable el correspondiente al Plan Parcial UR-4 de las Normas Subsidiarias de Alfarnatejo, el POT fue puesto en vigor posteriormente (octubre del 2006) a la aprobación europea de los hábitats de Especial Protección de la Red Natural 2000 (Decisión de la Comisión de 19 de julio del 2006: Diario Oficial de la Unión Europea de 21-09-2006: 2006/613/CE) y en cualquier caso el POT de la Axarquía podría ser recurrido por no recoger la Evaluación Estratégica de Planes y Programas que exige la legislación estatal desde mayo del 2006.

10.- La falta de concordancia de las superficies sometidas a estudio en la Declaración de Impacto Ambiental y las aprobadas por la Comisión Provincial de Urbanismo:

Declaración de Impacto Ambiental Acuerdo de la Comisión Provincial de Urbanismo
Superficie del sector 912.250 m2 937.668,63

Se establece así un aumento sustancial de la superficie, de la que 25.418,63 m2 han quedado fuera de la mencionada Declaración de Impacto Ambiental y en todo caso no se ha justificado debidamente dicho incremento. Por otra parte la densidad edificatoria el Plan Parcial inicial estaba estipulada en 5 viviendas/ha., mientras que en el texto refundido, al incluir en la contabilidad las superficies protegidas, esta densidad real se incrementa en realidad a 25 viviendas/ha sobre la superficie real urbanizable, una densidad que aparta al proyecto de una mera zona residencial de casas aisladas con que se presenta y la convierte en cambio en un auténtico núcleo urbano, lo que supone una Modificación de Elementos encubierta, que de este modo se salta todos los controles administrativos.

11.- La no inclusión en el mencionado Acuerdo de la Comisión Provincial de la exigencia de la anterior Declaración de Impacto Ambiental de proteger un total de 21.995 m2 como áreas de AP del Plan Parcial, para garantizar la protección efectiva de los hábitats naturales, y por tanto tampoco su inclusión como Suelo No Urbanizable en el Avance del Plan General de Ordenación Urbana de Alfarnatejo, como recomendaba la Declaración de Impacto Ambiental.

12.- La no inclusión del estudio geológico adicional exigido por la Declaración de Impacto Ambiental para determinar los riesgos de deslizamientos. Personal cualificado de nuestra asociación asegura que el estudio geológico aportado por el Ayuntamiento al Plan Parcial, por requerimiento de la Delegación Provincial, no ha sido completo, limitándose a unas recomendaciones de tipo geotécnico durante el proceso de construcción, obviando la exigencia de un estudio geodinámico para determinar claramente los riesgos de movilidad de la ladera, habida cuenta del historial geodinámico de la zona. En su lugar se propone unas medidas (mantener una franja de seguridad de 50 m entre urbanización y ladera de la sierra para absorber la caída de bloques) del todo insuficientes para paliar los posibles riesgos, porque dicha franja no puede amortiguar la caída de determinados tipos de bloques ya que la urbanización en sí está en la misma ladera y los bloques tienden a rodar. Por otra parte, no se puede aprobar un proyecto urbanístico si antes no se conoce bien los riesgos asociados a la geodinámica de la zona, que en este caso es muy viva y no necesariamente asociada a desprendimiento, sino a flujos, deslizamiento y reptación, ya conocidos en puntos cercanos a esta zona.

13.- La no inclusión de las certificaciones acerca de la disponibilidad de recursos hídricos tal como prescribía la Declaración de Impacto Ambiental. El Plan todavía no dispone del Informe de los Servicios Técnicos municipales respecto a la suficiencia de recursos hídricos, ni se ha aportado el Informe del organismo de cuenca sobre la disponibilidad de recursos hídricos ni sobre su concesión o autorización de los citados sondeos. Todo ello contraviene la Directiva europea sobre el Agua y los requerimientos previstos en la LOUA para la aprobación de planes urbanísticos. Este aspecto también se recoge en la nueva Ley estatal del Suelo, de inminente aprobación, donde este requisito pasa a ser “vinculante”.

14.- La no inclusión de un informe de impacto ambiental sobre los proyectos de infraestructuras de energía, de agua potable y de aguas residuales. En particular, el proyecto de conectar las aguas residuales con la Depuradora municipal supondrá un importante desmonte cuyo impacto ambiental no ha sido debidamente ponderado. En cualquier caso, es una temeridad aprobar un proyecto urbanístico de esta envergadura sin garantías de que las instalaciones municipales de depuración estén en buen uso y con personal cualificado para su mantenimiento.

15.- No se aporta certificación de la contratación de personal técnico, debidamente cualificado, para el Plan de Seguimiento y Vigilancia Ambiental por parte del Ayuntamiento de Alfarnatejo, tal como determina la Declaración de Impacto Ambiental.

16.- La ausencia de un estudio de impacto visual y paisajístico. El EIA aporta una simple valoración de impacto visual de tipo “moderado”, sin justificación documental, siendo nuestra valoración de impacto de “grave” a “muy grave”, por el contraste de la creación de un núcleo urbano en la ladera de un paraje natural de tipo serrano, visible desde muchísimos puntos de la geografía circundante. En cualquier caso, no hay constancia de aportación de un Plan de Medidas Correctoras tal como prescribe la Declaración de Impacto Ambiental, ni tampoco ningún informe de impacto ambiental sobre tal Plan de Medidas Correctoras.

Dado que esta asociación ha agotado las vías administrativas para impedir, sobre una base argumental y el respaldo de la legislación vigente, la perpetración del Plan de Urbanización correspondiente al Plan Parcial del Sector UR-4 de las actuales Normas Subsidiarias de Alfarnatejo, es por lo que reclama la intervención de la justicia para la DECLARACIÓN DE NULIDAD de dicho Plan de Urbanización UR-4 de las NNSS de Alfarnatejo, sin menoscabo de la depuración de responsabilidades penales en las administraciones implicadas, por tratarse de un presunto delito de ordenación del territorio.