Paralización del proyecto de la Presa de Alcolea

Ecologistas en Acción considera que no se debería ejecutar la obra del embalse de Alcolea tras el informe científico de 16 profesores de la universidad de Huelva pidiendo el replanteamiento de la obra.


El documento hecho público por 16 profesores de la Universidad de Huelva señala la imposibilidad usar las aguas de este embalse para riego o consumo humano, debido a la gran cantidad de contaminantes que arrastran los ríos Oraque y Odiel, sobre los que se realizaría la obra.

Las conclusiones de los científicos corroboran las alegaciones realizadas en su día por Ecologistas en Acción y contradicen las expectativas que se están creando desde algunos sectores políticos de nuestra provincia. La Declaración de Impacto Ambiental hecha pública hace diez años tenía graves carencias procedentes de un deficiente Estudio de Impacto Ambiental realizado años atrás y ha quedado puesta en entredicho por las informaciones proporcionadas por este grupo de científicos onubenses. Por ello, las autoridades competentes deberían actuar rapidamente paralizando las actuaciones hasta haber realizado una nueva evaluación. Tal como se plantean los firmantes del documento “consideramos necesario el replanteamiento de esta obra de infraestructura cuyas verdaderas consecuencias ambientales y sobre la salud pública son, a día de hoy una incógnita”.

La aplicación de la nueva cultura del agua que tanto se pregona por parte de las autoridades andaluzas, en especial por la Agencia Andaluza del Agua, debería demostrase dejando de realizar obras inútiles que pueden causar daños irreparables a nuestros ecosistemas. Tal como afirma el grupo de científicos onubenses los posibles impactos sobre la Reserva de la Biosfera de las Marismas del Odiel se sumarían a la destrucción del Patrimonio natural y cultural que quedaría bajo las aguas. Todo ello para almacenar unas aguas que por su carga contaminante no cuentan con las debidas garantías para ser utilizadas.

Desde el movimiento ecologista esperamos que la Agencia Andaluza del Agua pare este sinsentido y llamamos a los agricultores onubenses a que no se dejen engañar por regalos envenenados de este tipo y adapten sus producciones a un uso sostenible del agua. Nuestros ríos son fuente de vida, a pesar de que algunos de ellos estén contaminados por las seculares actividades mineras y no pueden ser sustituidos por simples canales de hormigón por los intereses políticos de unos pocos, dispuestos siempre a hacer negocio a costa del dinero público y de nuestro patrimonio natural.




Visitantes conectados: 356