Las antorchas de la refinería nos impiden respirar

Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar ha denunciado ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta que las antorchas de la refinería Gibraltar, que se encuentra en la barriada sanroqueña de Puente Mayorga, tiñeron el cielo de negro poco después del incidente con el buque ’Eileen", lo cual motivó que los vecinos de varias barriadas de San Roque tuvieran sus casas cerradas, ya que era totalmente imposible respirar.

Hubo muchas llamadas de emergencia al 112 por parte de los habitantes de esta zona , que prácticamente sufrieron un gaseo de la refinería y, posteriormente, personal de la unidad de vigilancia medioambiental estuvieron haciendo mediciones de aire en la zona.

Ecologistas en Acción del Campo de Gibraltar hemos solicitado a la Delegación de Medio Ambiente que nos remitan los resultados de dichas muestras, para saber que estuvimos respirando ayer, porque no fue normal y eso que ya estamos acostumbrados a la mala calidad del aire.

La actuación de la Administración es insuficiente, pero realmente lo que es, es una tomadura de pelo que los paneles que informan de la calidad del aire estén instalados en municipios campogibraltareños como La Línea de la Concepción o San Roque y se olviden de las barriadas de Guadarranque, Puente Mayorga y Campamento, las más cercanas al polígono industrial y que más padecemos la contaminación.

Si en las citadas zonas hubiera habido un panel informativo de la calidad del aire hubiera reventado, pero al menos hubiéramos tenido la posibilidad de habernos ido de nuestra casa a otro municipio a respirar. Durante todo el día 21 y 22 de febrero las antorchas de la refinería estuvieron lanzando llamas y humo.

Ecologistas en Acción hemos solicitado a la Junta de Andalucía que tenga el valor de poner los citados paneles informativos en las tres barriadas sanroqueñas y dejen de engañarnos, mareando la perdiz asegurando que están preocupados por la calidad del aire del Campo de Gibraltar, cuando lo que están haciendo es ganar tiempo, como en los últimos 30 años, para favorecer a las industrias.