La especulación urbanística afecta al patrimonio cultural de la Axarquía malagueña

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA - Ecologistas en Acción) ha presentado denuncia ante la Delegación Provincial de Cultura de Málaga por el creciente deterioro del entorno del Castillo de Zalia, en el municipio de Alcaucín, y del Castillo de Benthomiz, de Arenas. Ambas localidades se encuentran situadas en la comarca de la Axarquía malagueña, ubicada al este de la provincia.

En efecto, el Castillo de Zalia, del que se conservan algunos restos que permiten la reconstrucción del trazado que debió tener, es un edificio destacado de origen medieval, cuya función seguramente estaba relacionada con el control del paso natural del Boquete de Zafarraya.

ZALIA: PATRIMONIO CULTURAL IGNORADO

Como tal castillo, fue incluido en el decreto de declaración de Bienes de Interés Cultural (BIC) promulgado hace años para proteger todos los castillos de nuestra geografía. Sin embargo, este castillo, muy destacado y visible desde su entorno, ha sido sistemáticamente ignorado por las administraciones locales y provinciales, estando sometido a un continuo derrumbe y saqueo de sillares. A pesar de ello sigue siendo un lugar destacado de visita obligada para turistas que pasan por este lugar.

ESPECULACIÓN URBANÍSTICA

Desde hace algunos años esta asociación viene denunciando la construcción de residencias en suelo no urbanizable, no vinculadas a labores agrícolas, sino simplemente de carácter especulativo-residencial, en el entorno de este monumento histórico.


Vista del entorno del Castillo de Zalia
La especulación, contra la cultura de una Comarca:
Construcción de chalés en las inmediaciones de la fortaleza medieval de Zalia, en la localidad axarqueña de Alcaucín (Málaga)


En esta ocasión, GENA - Ecologistas en Acción ha advertido que al pie de la ladera norte de la pequeña colina en la que se encuentra enclavado el castillo se está procediendo actualmente a la construcción de un grupo de residencias de grandes proporciones.

OBLIGACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN

GENA - Ecologistas en Acción recuerda en su escrito que la legislación establece la obligación de respetar el entorno de los Bienes de Interés Cultural, con objeto de que no pierdan su aspecto y las características de su emplazamiento. Para esta asociación estas construcciones están infringiendo abiertamente estos requisitos y por ello solicita a la Delegación de Cultura que inspeccione la zona y determine, en su caso, la obligación de restituir el daño causado y que se inste a la delimitación de un entorno de protección de dicho BIC en el PGOU de Alcaucín.

BENTOMIZ: PROTECCIÓN INCUMPLIDA

Esta problemática es aún más grave en el caso del famoso Castillo de Benthomiz, en Arenas, en el que, a diferencia de Alcaucín, sí está determinada una amplia zona de protección en el entorno de dicho castillo y está recogida en las Normas Subsidiarias de Arenas. A pesar de ello, son varias las viviendas que se han permitido construir dentro de dicha área de protección, que igualmente fueron denunciadas por esta asociación en su día. En el escrito dirigido a Cultura se recuerda esta denuncia y la obligación de restituir el daño ocasionado.