Siguen las obras del acceso a la urbanización de Bahía Blanca por el pinar público

Hace diez días Ecologistas en Acción presentó una denuncia dirigida al alcalde por las talas y obras que se estaban realizando en el pinar de propiedad municipal existente entre las urbanizaciones Fuente Bermeja y El Manantial. Estas obras tienen como objeto abrir un vial de acceso a la urbanización Bahía Blanca, también autorizada por el Ayuntamiento a pesar de que provocará la destrucción del último bosque litoral de la Costa Oeste y del hábitat de especies protegidas.

El alcalde no nos ha contestado ni a esta ni a la denuncia presentada hace un mes donde le advertíamos de los importantes desmontes que se estaban produciendo en el interior del bosque de Bahía Blanca, en contra de su compromiso de respetar las masas arbóreas y de las prescripciones del PGOU, que incluye como objetivo del Plan Parcial PP-CO-1 “La conservación del arbolado existente”. Pues bien no sólo no están conservando el arbolado de la finca privada, sino que han destruido parte del pinar de propiedad municipal calificado como zona verde ¡con la autorización de la Concejalía de Desarrollo Sostenible! El alcalde tampoco nos ha contestado a nuestra invitación para visitar esta zona y pueda comprobar el destrozo que se está realizando en estos valiosos bosques.

Este gran vial que afecta a un parque público sólo se explica por la necesidad de la empresa promotora de ampliar los accesos debido al aumento de edificabilidad que ha autorizado el Ayuntamiento en esta legislatura, con el apoyo de IP y del PSOE. Hay que recordar que en Bahía Blanca el PGOU sólo permitía construir sólo 12.348 m2, en dos plantas, en los 68.600 m2 de superficie del sector. Es decir, sólo se podía ocupar un máximo del 10% de la parcela, lo que hubiera permitido la conservación de la totalidad de la zona forestal. Pero el 28/12/2001 el Ayuntamiento firma un Convenio urbanístico con los promotores para casi duplicar la edificabilidad, a cambio de que la empresa adecue los viales de acceso, o sea, viales para ellos, sin advertir que afectan a una zona verde. De 12.348 m2 de edificabilidad se sube a los 20.280 m2. Pero lo más sorprendentemente es que en el primer pleno del pacto IP-PSOE, celebrado el 4/7/2003, se procedió a aprobar una modificación del PGOU que recoge las determinaciones del citado convenio. O sea, se modifica el PGOU para que se construya más en una zona de alto valor ecológico y se autoriza a ocupar una zona verde propiedad pública.

Además, estas talas y desmontes están afectando a una zona de hábitat y puesta de camaleones, que es una especie protegida, hechos que están prohibidos en las leyes autonómicas y estatales, y tipificado como delito en el código penal.

Ecologistas en Acción exige al Sr. Gago que paralice inmediatamente estas obras, destituya a la concejala de Desarrollo Sostenible por autorizar estas talas en un pinar público, y proceda a ordenar la restitución de la zona a su estado original, obligando a la empresa responsable a plantar pinos ya desarrollados en las zonas taladas.