Cientos de construcciones ilegales en los alrededores de Arcos

Ecologistas en Acción estudia presentar las denuncias correspondientes por los incumplimientos legales en materia urbanística y medioambiental

En una visita por el término de Arcos, a ambos lados de la carretera de Arcos-Algar, Ecologistas en Acción ha observado como en estos momentos se están construyendo cerca de un centenar de casas ilegales, que se unen a varios centenares ya construidas desde hace años bajo la permisividad de las autoridades, en toda la zona comprendida entre el Charcón y las Abiertas, a las que parece que se dan algunos servicios municipales, como por ejemplo, el de recogida de basura, lo que iría en contra de la legalidad vigente. Es decir, puede haber muchos ciudadanos que están pagando sus impuestos y también los impuestos de los que no lo pagan. Un Ayuntamiento no puede dar servicios municipales a construcciones ilegales, por muchos votos que se puedan obtener. Mientras muchos arcenses cumplen la ley, otros arcenses se hacen sus casas ilegales con total impunidad y con consentimiento municipal. Es urgente, por tanto, la paralización de todas las obras ilegales en curso, destruyen nuestro patrimonio ambiental y suponen una discriminación de los arcenses que pagan sus impuestos o construyen conforme a la legalidad. Según nuestras informaciones, el gobierno actual sólo ha abierto 25 expedientes sancionadores.

También hemos observado en nuestra visita la ocupación de coladas, el asfaltado de vías pecuarias, naves agrícolas con uso industrial perjudicando a posibles negocios de turismo rural, proyectos de bares en plena zona verde del lago de Arcos, en lugar de apostar por usos medioambientales /deportivos... y todo un rosario de ilegalidades que algún día tendrán que acabar.

Aprovechamos la ocasión para hacer un llamamiento a los arcenses con el fin de que no construyan más viviendas ilegales y exigimos a las autoridades que cumplan la LEY. Les informamos que sufrirán muchos problemas legales que no podrán solucionar nunca. Sus casas podrían ser precintadas o demolidas, no podrán registrarlas y serán denunciados con elevadas sanciones. Es urgente que el Ayuntamiento de Arcos y la Junta de Andalucía pongan fin a este desastre urbanístico y medioambiental en los alrededores de Arcos. Se estudia por nuestros abogados la presentación de las denuncias correspondientes.