Aberrante y disparatada la propuesta de conexión entre Huelva y Punta Umbría

Ecologistas en Acción de Huelva califica como “aberración y enorme despropósito” las recientes declaraciones del Presidente de la Junta de Andalucía sobre la construcción de una nueva conexión en Huelva y Punta Umbría atravesando el Paraje Natural Marismas del Odiel. Lamenta que en plena época de campaña electoral nuestros políticos de descuelguen con este tipo de declaraciones que son un atentado contra el sentido común y el medio ambiente, y que sólo buscan llamar la atención de los medios de comunicación, agravando aún más el disparate con los anuncios posteriores de licitación del proyecto.

La así llamada “conexión sur metropolitana de Huelva”, implica darle la puntilla a un Espacio Natural Protegido, catalogado como Reserva de la Biosfera, asediado y dañado por todos los frentes: presión humana insostenible debido al crecimiento urbanístico desmesurado e injustificable de los municipios de Aljaraque y Punta Umbría, vertidos industriales del Polo Químico y de depósitos de lodos contaminados de los dragados de la ría, contaminación acústica y lumínica, vertidos de aguas fecales todavía sin depurar, actuaciones industriales dentro de su propio territorio, como el nuevo emisario submarino de descarga de petróleo y el futuro parque eólico.

Desde Ecologistas en Acción, estamos convencidos además de que ese futuro enlace no solucionará ningún tipo de problema de tráfico, ya que actualmente se están construyendo miles de viviendas en la localidad de Punta Umbría, a expensas de exterminar los pinares de esta localidad, con la aprobación y el beneplácito de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. En este sentido, la construcción de la nueva conexión empeorará aun más el problema, ya que actuará como reclamo para fomentar aún más la construcción de nuevas viviendas en Punta Umbria.

Desde Ecologistas en Acción le pedimos al Sr. Chaves y a su Consejería de Obras Públicas que deje de anunciar “obras faraónicas” para intentar solucionar los problemas que ellos mismos han creado, y abandonen el actual y anacrónico modelo de crecimiento urbanístico del litoral, insostenible con el medio ambiente y el bienestar de los ciudadanos. Un modelo que implica hormigonar toda la costa, masificar los lugares de veraneo, la pérdida irreversible del territorio y su valores naturales en beneficio de unos cuantos individuos dedicados a los negocios de la construcción, y la proliferación de todo tipo de delitos e irregularidades urbanísticos, como la muestra el hecho de que varios alcaldes de localidades costeras han sido denunciados ante la fiscalía anticorrupción.

Ecologistas en Acción pedirá un posicionamiento claro del Patronato de Marismas del Odiel en contra de esta barbaridad que puede terminar con uno de los espacios protegido más emblemáticos de Huelva y de toda Andalucía y cuyo simple anuncio contradice claramente los compromisos de sosteniblidad que tanto dice asumir el Presidente de la Junta de Andalucía.