Cospedal y el PP de Castilla-La Mancha dan la espalda al medio ambiente en su programa electoral

La presentación de programa electoral del PP en Castilla-La Mancha ha causado estupor e indignación en Ecologistas en Acción por su nulo contenido en materia medioambiental y por la apuesta que hace sin ningún tipo de matiz por un modelo de desarrollo insostenible contrario a las realidades y necesidades de la región en términos medioambientales.

En la presentación de los denominados “70 compromisos del Partido Popular para las Elecciones Regionales de 2007” llama poderosamente la atención que no exista un apartado específico para el medio ambiente y que las escasas reseñas que se hacen a aspectos medioambientales resulten ridículas considerando los importantes retos que hay que afrontar en los próximos años en materia medio-ambiental.

Resulta ominoso que el programa electoral no diga nada sobre como piensa el PP contribuir a la lucha contra el cambio climático, como piensa recuperar los ríos y acuíferos de la región, especialmente en las cuencas del Tajo y del Guadiana, como piensa atajar la vorágine urbanística y de infraestructuras y como va a afrontar la mejora de la protección medioambiental.

Por otra parte, las medidas que propone el PP para políticas sectoriales con alta incidencia medioambiental no pueden ser más anti-ecológicas y desenfocadas. Denota falta de seriedad y de conocimiento de la realidad territorial y ambiental de Castilla-La Mancha mantener un discurso que propone apostar por la liberalización del suelo, el apoyo del regadío y el incremento de infraestructuras que fomentan el uso del vehículo privado. Es decir, el PP de Castilla-La Mancha prioriza precisamente las tres líneas de actuación que conducen a la depredación urbanística, a la sobreexplotación de los recursos hídricos y a incrementar el cambio climático. Conjunto de elementos que nos está llevando a vivir una crisis ambiental sin precedentes a todas las escalas territoriales.

Ecologistas en Acción lamenta profundamente que el PP de Castilla-La Mancha, con su candidata María Dolores de Cospedal a la cabeza, dé la espalda de forma tan evidente al medio ambiente, pero tampoco se extraña de que esto ocurra ya que la candidatura de este partido político es la única que no ha pedido ideas y sugerencias a los colectivos ecologistas de la región y la única que no ha tomado en consideración la propuestas que las ONG ecologistas (WWF-Adena, Greenpeace, Amigos de la Tierra, SEO-Birdlife y Ecologistas en Acción) han trasladado a través del documento “Un Programa por la Tierra. Propuestas de un futuro sostenible para las elecciones autonómicas”.