Alegaciones contra una granja de cerdos en Tomelloso

Se trata de un proyecto más de una larga lista de granjas y naves ganaderas con que la industria cárnica pretende convertir el territorio de Castilla-La Mancha en un yacimiento de producción a medida que fueron apareciendo normativas más exigentes de control y regulación de esta actividad contaminante en otras comunidades autónomas como Aragón y Cataluña.

La sobrecarga y concentración de miles de animales en espacios relativamente reducidos conlleva la emisión de grandes cantidades de purines (estiércol) que provocan malos olores y contaminan los suelos y las aguas, tanto superficiales como las de pozos y acuíferos. Sus elevados contenidos en nitratos se sumarán a los procedentes de la agricultura de la zona, agravando el estado de las aguas de los acuíferos, sobre explotados y con serios problemas de contaminación. Un contrasentido si recordamos las cuantiosas inversiones que desde Europa se realizan desde hace más de una década para su recuperación y con el Plan Especial del Alto Guadiana que compromete a administraciones y sector primario a enmendar una situación de deterioro que perjudica a partes iguales la agricultura y la conservación de los testimoniales reductos de la Mancha Húmeda.

La misma ubicación de la granja en un área con problemas de contaminación ignorados por el ejecutivo local (alcoholeras, estación depuradora de aguas residuales, empresas de prefabricados para la construcción y derivados de cemento, etc), incidirá en un empeoramiento evidente de la calidad ambiental del municipio.
A pesar de las buenas intenciones de los promotores, la dificultad y complejidad de la gestión de los purines por su volumen y el temor a que no se den las condiciones mínimas para organizar la distribución y asimilación de este fertilizante orgánico en parcelas y explotaciones de propietarios y agricultores, hace de este sistema de producción ganadera una fuente permanente de conflictos a tomar en cuenta.

Ecologistas en Acción está por una ganadería a pequeña escala, de tipo familiar, productora de alimentos de calidad y mantenedora del entorno rural, en la cual la generación de estiércoles con los debidos tratamientos de depuración facilite el restablecimiento de los suelos degradados, no afecte a los suministros de agua y respete el bienestar de los animales, en oposición de los intereses lucrativos de los fabricantes de piensos y de las corporaciones agroalimentarias.




Visitantes conectados: 784