Banderas negras 2007 en Huelva

BANDERAS NEGRAS 2007. HUELVA

Ecologistas en Acción de Huelva hace pública un año más la concesión del distintivo "Banderas Negras", con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente. En estas mismas fechas, el resto de las federaciones provinciales de Ecologistas en Acción designan también las banderas negras en otras provincias andaluzas, queriendo contribuir de esta manera a la recuperación y conservación de las cualidades naturales de nuestro litoral.

Este año ha sido el del reconocimiento generalizado de la agonía de nuestro litoral. El avance del ladrillo y su relación con la corrupción han marcada la vida política y económica de los últimos tiempos. Un año más, los espacios litorales de Huelva han seguido recibiendo bocados destructores y marcan de forma especial el panorama que nos hemos ido encontrando en nuestras playas y han sido criterio fundamental en la revisión del litoral que da lugar a este informe. También hemos tenido en cuenta criterios de calidad de las aguas del litoral, junto a los impactos sobre la calidad natural de las arenas, las especiales características de los ecosistemas dunares, y la riqueza natural de nuestras comarcas costeras. La falta de control sobre las actividades de algunos chiringuitos, la realización de obras ilegales en dominio público, junto con los impactos derivados de vertidos de aguas residuales y basuras, han sido otros de los criterios más contemplados en nuestras actividades de estudio y observación.

El anuncio de nuevos proyecto de puertos deportivos y las obras a ellos asociadas en espacios protegidos como la Ría del Piedras o Isla Canela e Isla Cristina confirman los peores pronósticos sobre la actividad de la EPPA (Empresa Pública de Puertos de Andalucía), que demuestra continuamente su vocación de servicio a intereses privados de urbanizaciones y promotores inmobiliarios. Una EPPA que demuestra nula sensibilidad ambiental y social con sus actuaciones, con falta vigilancia y colaboración frente a vertidos contaminantes, basuras portuarias, etc. y disposición manifiesta al abandono de los puertos pesqueros en beneficio de los puertos deportivos.

Estamos observando mejoras en los intentos de vigilancia y control de las actividades de quads y motos todo terreno en algunas playas. Era necesario y seguirá siéndolo, así como el control de la circulación de vehículos todo terreno en la línea de playa, para acompañar las positivas experiencias de recuperación natural de sistemas dunares que están generando resultados positivos en algunos lugares como la Playa del espigón, siguiendo el ejemplo del éxito manifiesto de la regeneración realizada en La Redondela utilizando vegetación autóctona. Pero regenerar es importante si cesa la destrucción y resulta absurdo tanto gasto público cuando previamente se ha permitido construir sobre las dunas y playas que ahora se pretende regenerar como en Punta del Moral (Ayamonte)

Sin embargo, los anuncios de la Jefatura provincial de Costas para proceder a la concesión de licencias para instalaciones fijas de chiringuitos en Isla Cristina contradicen estas buenas intenciones. La Ley de Costas establece claramente la ilegalidad de las estructuras fijas que sobresalgan del terreno y la obligación de resolver debidamente los vertidos de aguas residuales, prácticas que no sólo se dan en nuestra costa, sino que se extienden cada vez más con el amparo y complicidad de las propias administraciones públicas.

Tal como se manifestó con el vertido de petróleo de CEPSA de hace año y medio, los riesgos del traslado de sustancias peligrosas y contaminantes, en especial los derivados del trasiego continuo de petroleros y metaneros en las zonas cercanas a Huelva, constituyen una fuente permanente de riesgo y contaminación a levante y poniente del puerto de Huelva. Esta primavera hemos seguido encontrando manchas de chapapote en las playas de la costa de Doñana, especialmente entre Matalascañas y Mazagón, probablemente procedentes de la limpieza ilegal de sentinas y tanques. El desarrollo de las instalaciones de regasificación y almacenamiento de Gas Natural Licuado y las delicadas operaciones de descarga y manipulación suponen una fuente inasumible de riesgos de accidente grave. La acumulación de sustancias explosivas, tóxicas e inflamables en el Puerto de Huelva impide que pueda haber Planes adecuados de Emergencia y Seguridad. La autoridad portuaria de Huelva está propiciando un peligroso juego de ruleta rusa en el que vamos acumulando cada vez más papeletas para encontrarnos con un desastre de trágicas consecuencias.

Ecologistas en Acción reitera su llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas que visitan y usan las playas de nuestro litoral para que exijan de las instituciones responsables el respeto a estos maravillosos parajes. Las referencias vanas a la “sostenibilidad” en los discursos políticos no se corresponden con la práctica cotidiana de quienes los lanzan. Hay que recordar que la sostenibilidad conlleva un uso y disfrute individual y colectivo de los recursos naturales guiado por el respeto a nuestro entorno, garantizando también su uso y disfrute para futuras generaciones.

Ecologistas en Acción pide también a la ciudadanía onubense y al conjunto de los visitantes de nuestros espacios costeros que tenga una actitud responsable en el uso de los recursos que nos brinda nuestro privilegiado medio natural. Retirar las basuras a los contenedores más cercanos, respetar la vegetación y los pasos peatonales recomendados, no utilizar vehículos destructores en espacios tan frágiles..., en definitiva, procurar dejar inalterados los espacios que hemos utilizado es algo fundamental para nuestros usos futuros.

PLAYAS CON BANDERA NEGRA

1. MAZAGÓN

La destrucción de los sabinares de la zona de El Vigia ha abierto una nueva brecha vergonzosa en la desembocadura de la Ría de Huelva en la zona perteneciente a Palos de la Frontera. Desde las dunas costeras hasta los límites del espacio protegido del Paraje Natural del Estero de Domingo Rubio un sospechoso proyecto urbanístico está destruyendo 65 hectáreas de pinares y sabinares, hábitat de lince, camaleón y de otras importantes especies de fauna y flora amenazada.

Sigue habiendo vertidos a la arena procedentes del colector de aguas fecales que discurre enterrado por la playa de Las Dunas, que generan una balsa de aguas fecales que se tapa y mezcla para disimular, con la consiguiente dispersión de los contaminantes y los riesgos sanitarios que conlleva.

Si a ello añadimos la realización de obras y reformas en las construcciones que ocupan el dominio público marítimo terrestre en la Avda. de los Conquistadores generando cada vez mayores problemas de libre acceso a la playa y consolidando una privatización ilegal de hecho de esta zona pública, hemos decidido otorgar por primera vez la bandera negra a esta localidad costera partida entre los municipios de Palos de la Frontera y Moguer (siendo en la zona de competencia de la primera donde se dan la mayoría de estos problemas)

2. PLAYAS DE CARTAYA
Sigue el avance destructor en la zona litoral de este municpio, con la macrourbanización de Castillo de San Miguel, el hormigonado continuo de El Rompido y su avance hacia el frente urbanizador de El Portil con la destrucción de pinares y enebrales que conlleva. La ocupación ilegal y la destrucción del arroyo de La Plata se mantienen y las actuaciones continuas sobre el frente dunar con la absurda denominación de “Parque litoral” se hacen destruyendo vegetación autóctona y sustituyéndola por el uniforme equipamiento de palmeras y césped. Las instalaciones incontroladas para el aparcamiento de embarcaciones de recreo en toda la ría del Piedras pretenden complementarse con puertos deportivos construidos en base a la destrucción de marismas protegidas. Las playas de Cartaya siguen un modelo de construcción insostenible que conlleva una ocupación “dura” y destructora del medio natural que nos lleva a mantener la Bandera Negra concedida en años anteriores.

3. RÍA DE HUELVA

Huelva. Un año más, el vertido de ácido de Fertiberia ha puesto de manifiesto la imposible convivencia de empresas anticuadas y contaminantes con al recuperación de las playas históricas de Huelva. Poner pasarelas de madera complementadas con algo de jardinería ambiental no constituye más que un intento patético de maquillaje de una realidad pestosa. La prepotencia de ENDESA poniendo en marcha su nueva central térmica sin contar con las debidas autorizaciones, y efectuando sus vertidos contaminantes a la ría es la muestra más vergonzosa de las dificultades que afronta la ciudadanía de Huelva para recuperar su ría y sus lugares históricos de baño. Las complicidades de las autoridades ambientales andaluzas, y su permanente labor al servicio de los intereses de las empresas poderosas sigue haciendo imposible un año más que se cumpla lo que debe seguir siendo objetivo irrenunciable para el conjunto de las administraciones y agentes sociales de Huelva: la recuperación de sus playas históricas de La Gilda y la Punta del Sebo, destruidas tras la ocupación industrial en la dictadura franquista.

Los vertidos combinados de otras centrales térmicas como las de Unión FENOSA y el resto de las industrias, así como la amenaza permanente de las balsas de fosfoyesos junto con el tremendo potencial de riesgo generado por la gigantesca concentración de materias inflamables y explosivas refuerzan los signos negativos para la recuperación integral de la ría.

4. PLAYAS DE AYAMONTE

Nuevas construcciones en zonas de marismas y de dunas siguen dibujando un panorama desolador para las playas de la desembocadura del Guadiana. Apoyándose en la regeneración realizada hace dos años, nuevos bloques de edificios han ocupado y destruido nuevas superficies de dunas litorales, dibujando un paisaje cada vez más “marbellí” entre la Playa de Canela y la de Punta del Moral. La desaparición que nos tememos definitiva de la Linnaria Lamrckii, endemismo ubicado en las dunas de la Punta del Moral, en una zona afectada por su uso como urinario de chiringuito y los accesos mecanizados para las labores de limpieza, confirman la destructiva dinámica que asola al municipio de Ayamonte, en el que la macrourbanización de Puente Esuri generará nuevas presiones y riesgos contaminantes para el litoral y el río Guadiana. De momento su “supuesta” depuradora sigue sin dar señales de funcionamiento por lo que las aguas residuales de obras, campo de golf y apartamentos en incipiente ocupación terminan probablemente en el Río Guadiana, espacio protegido de la Red Natura 2000.

5. PUNTA UMBRÍA

Plataformas de hormigón, zanjas y fosas sépticas proliferan por la playa urbana de Punta Umbría. Los continuos bocados a los pinares de la localidad y las obras ilegales en zonas de dominio público y servidumbre (incluidas piscinas privadas), así como la reiteración año tras año de puntos de vertido de aguas fecales, junto con una depuradora sobrepasada y caduca generan un panorama general que nos ha decidido a mantener la bandera negra a esta localidad.

Junto a estas Banderas Negras hemos decidido señalar la existencia de varios PUNTOS NEGROS, cuyos impactos son solucionables en algunos casos si se tiene voluntad para ello y cuya influencia y extensión podrían deteriorar seriamente la calidad de las playas sobre las que afectan.

1. AYAMONTE (Isla Canela). Sigue el vertido de aguas fecales, entre la zona residencial y hotelera de la playa de Canela y la marisma, muy cerca del hotel Barceló. El pequeño caño que discurre por el lugar arrastra residuos y produce olores característicos de las aguas residuales, aunque el tubo del que procedían otros años está cubierto por la vegetación.

2. PUNTA UMBRÍA. Se mantienen los vertidos directos a la ría de aguas pluviales, que presentan evidentes señales de ir mezcladas con aguas residuales, en el Paseo Pascasio, Almirante Garrocho y zona de la Peguera.

3. ALMONTE (Cuesta Maneli). Seguimos observando acumulación intolerable de basuras en los accesos y bajo las dunas, achacable fundamentalmente a comportamiento irresponsable de los usuarios. Aunque se recoja en verano, la contaminación generada en invierno es perfectamente evitable con un esfuerzo mínimo que resulta exigible en zonas naturales como ésta.

4. ALMONTE (litoral de Doñana). Siguen las apariciones de manchas de chapapote procedentes de los vertidos de residuos y limpiezas de sentinas de los barcos que acceden al Puerto de Huelva.

5. ALMONTE Matalascañas. Siguen al descubierto unas planchas de hierro en la zona de Caño Guerrero.

Ecologistas en Acción- Huelva seguirá revisando la situación de nuestras playas a lo largo del verano, prestando especial atención a la calidad de sus aguas y arenas, denunciando vertidos y agresiones ambientales. Una vez más esperamos que el año que viene no tengamos que conceder ninguna Bandera Negra ni señalar ningún Punto Negro.