Colocación de la Bandera Negra en la Playa de Mazagón

Con la colocación de la bandera negra, ecologistas y vecinos de Mazagón han protestado por la deforestación de 65 hectáreas de pinares y sabinares en la zona de El Vigía. Esa importante zona forestal, hábitat de lince y de otras especies protegidas como el camaleón, está siendo arrasada ante la pasividad y complicidad de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el ayuntamiento de Palos de la Frontera.

Las administraciones públicas tienen la obligación de velar por la conservación del patrimonio natural, pero en este caso, como en muchos otros, han facilitado la destrucción de uno de los últimos enclaves naturales de la desembocadura de la Ría de Huelva, en continuidad con las zonas previamente arrasadas por la Autoridad Portuaria.

Ecologistas en Acción ha concedido este año por primera vez la Bandera Negra a Mazagón ante la combinación de este destrozo de la flora y fauna de su litoral con la permanencia de vertidos de aguas residuales y ocupación urbanística de la zona de dominio marítimo terrestre de la localidad en la parte correspondiente a Palos de la Frontera