Denuncia de cebos envenenados en áreas de lince ibérico

Ecologistas en Acción de Córdoba ha denunciado ante las autoridades, la colocación de lazos y de cebos envenenados, en un coto de caza menor, del término municipal de Villafranca de Córdoba.

El pasado domingo 2 de junio, dos individuos fueron localizados y sorprendidos por miembros de Ecologistas en Acción, colocando lazos en los pasos de fauna terrestre, en las risqueras y collados, así como cebos presuntamente envenenados, con una sustancia de color azul metalizado, que bien puede ser Carbofurano, fitosanitario de alta toxicidad, y frecuentemente utilizado por los guardas de las fincas cinegéticas en los últimos años, debido al tipo de muerte (lenta y ralentizada), que va provocando al animal que lo ha ingerido, de tal manera, que muchos de éstos, acaban muriendo a varios kilómetros de donde supuestamente ingirieron la sustancia tóxica (garantizar la impunidad de los delincuentes).

En total, han sido localizados tres cebos envenenados, y diez lazos operativos, de los cuales, en el caso de los cebos envenenados, la mayoría, localizados en presencia de una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), ese domingo por la tarde.

Es tal el número de métodos no selectivos de destrucción masiva localizados en una parte muy reducida de la finca en cuestión, que mucho nos tememos que la finca debe de estar repleta de baterías de lazos y de cebos envenenados esparcidos por las zonas más querenciosas para la fauna silvestre.

La utilización de venenos para el exterminio de predadores esta habitualmente asociada a una gestión fraudulenta de la caza. El objetivo principal es la eliminación del mayor número de especies que predan sobre las especies consideradas cinegéticas, que vienen a coincidir, en el caso del conejo y la perdiz roja, con especies claves y de base del ecosistema mediterráneo.

Desde principios de la década de los noventa, el empleo de venenos está siendo una práctica cada vez más corriente, lo que esta poniendo en riesgo la conservación de gran parte de la fauna protegida, particularmente, rapaces y mamíferos, especialmente sensibles a este lamentable fenómeno. Una de las principales amenazas para una mayoría de la fauna protegida mediterránea es la actividad cinegética, y de manera muy especial, el uso de métodos no selectivos de exterminio, que no control, como se quiere definir de forma eufemística.

La zona donde se encuentra localizada la finca, es la parte de Sierra Morena de Córdoba, que cuenta con las mejores densidades poblaciones de conejo, especie fundamental para especies tan emblemáticas como el lince ibérico, en grave peligro de extinción, con una población que escasamente sobrepasa los 150 ejemplares en todo el mundo. Toda esta franja representa un espacio natural de importancia estratégica para esta especie. Es probable, que a parte de Andújar y Doñana, esta zona sea uno de los últimos reductos donde se refugien la especie, en densidad extremadamente baja, lo que le confiere un grado de vulnerabilidad muy elevado, ante circunstancias como las descritas.

Ecologistas en Acción ha demandado a la Consejería de Medio Ambiente en Córdoba, el cierre cautelar del coto de caza, la apertura del correspondiente expediente sancionador, independientemente de la vía Penal, así, como la inspección pormenorizada de la finca para eliminar y recoger los lazos y cebos envenenados que en gran número aún quedan distribuidos por la finca.