Contra la sequía, actúa

Semanas antes de la celebración en Sevilla del Foro internacional de Sequías la Comisión Permanente de la Junta de Gobierno de Confederación aprobó una medida para desembalsar más agua de la permitida por el Plan Especial de Sequías (PES) de la Cuenca del Guadalquivir. Por ello Ecologistas en Acción presentará en los próximos días un recurso legal para invalidar la decisión de este órgano.

Tras el tercer año consecutivo de sequía, las reservas hídricas de la cuenca del Guadalquivir están muy debilitadas, especialmente en el sistema de regulación general, que es en donde se concentran la mayor parte de la superficie de riego. A fecha de 12 de junio las reservas de este sistema eran de 1.664 hm3, un 35,3 % de capacidad. Para minimizar los impactos sobre los abastecimientos, los caudales ecológicos de los ríos y los principales sectores económicos, el PES, en función de las reservas, limita el uso del agua, especialmente al sector agrícola. En función de las reservas actuales el Plan de Sequías estipula claramente que los recursos disponibles para la campaña de riego están entre los 550 y los 680 hm3. Sin embargo, los regantes y la Consejería de Agricultura, pese a que nos encontramos en una situación muy delicada, han venido exigiendo mayor dotación de riego, a expensas de poner en riesgo los abastecimientos y los caudales ambientales para los próximos años. Lamentablemente, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha cedido a sus pretensiones y en la reunión de la Comisión Permanente ha incrementado la dotación de riego en 170 hm3.

Esta decisión está fundamentada en un informe técnico del propio organismo de cuenca, que, reconociendo que el PES limita el agua a desembalsar en 680 hm3, en ningún momento avala la decisión de aumentar el desembalse hasta los 850 hm3, y simplemente deja abierta la posibilidad de que puedan ser utilizados 100 hm3 de los embalses Bembézar, Viar y Portillo, que pertenecen a otros sistemas de regulación de la Cuenca. Por otro lado, la reasignación de recursos prevista es insuficiente para alcanzar los 850 previstos, quedando 70 hm3 sin justificar y sin saber de donde van a salir. En esta situación, la gravedad de esta medida no estriba sólo en el incumplimiento flagrante del PES, sino que tras la campaña de riego los recursos de gran parte de la cuenca quedarán muy mermados, alrededor del 10 % de su capacidad, y si no se produce un buen año hidrológico, la falta de agua acabará afectando de manera significativa a los abastecimientos urbanos y al régimen de caudales ecológico de los ríos.

Por otro lado, nos llama tremendamente la atención la postura de la Consejería de Agricultura y Pesca, que pide el desembalse de 850 hm3 y se desentiende a la vez de la precaria situación de los recursos hídricos de la cuenca. Esta alineación con las posturas diacrónicas del sector agrícola no tiene cabida en una administración que representa a toda la sociedad, que se comporta más bien como otra organización de regantes.

Desde Ecologistas en Acción entendemos que la decisión de aumentar al agua a desembalsar no tiene el suficiente rigor y fundamento técnico, y pone en riesgo parte de los recursos de la cuenca para los próximos años. Igualmente, lamentamos profundamente la debilidad de Confederación, que ha sido incapaz de hacer valer el PES a los regantes, y demuestra una vez más el escaso compromiso por solventar los problemas de fondo de la Cuenca. Es por ello que Ecologistas en Acción va a plantear un recurso para revocar la decisión tomada en la Comisión Permanente de la Junta de Gobierno y hacer valer el Plan, con lo que sólo se podría desembalsar lo estipulado por la norma.

Precedente peligroso para Melonares.

Lo acontecido en las últimas semanas nos hace sospechar una vez más del uso futuro del agua del embalse de Melonares. El agua embalsada en esta obra hidráulica, y que aun no se ha puesto en funcionamiento, está destinada exclusivamente, y por imperativo legal, al abastecimiento del Área Metropolitana de Sevilla. Sin embargo, el hecho de que comparta su distribución con el canal del Viar y que, tal como ya hemos venido denunciando en los últimos años, no haga falta para abastecer a la zona, hace que en cualquier momento pueda ser destinada para el regadío, sin que haya garantías institucionales que lo eviten.

¿Foro Internacional de Sequías?

Estos hechos vienen a coincidir con la celebración en Sevilla del Foro Internacional de la Sequía, cuyo lema es “Contra la sequía, actúa”. Dicho foro pretende ser lugar de encuentro para especialistas en distintas disciplinas en el que analizar este fenómeno en toda su dimensión, donde se va a estudiar el problema de la sequía en sus aspectos sociales, medioambientales, de gestión, culturales o económicos, y se van a proponer modelos de planificación para la conservación de los recursos hídricos. Parece una paradoja que el mismo organismo que organiza el Foro, y cuyo uno de sus últimos fines es desarrollar modelos de planificación para hacer frente al problema recurrente de la sequía, semanas antes de la celebración haya echado por tierra un plan que aprobó hace dos meses para combatir y minimizar este fenómeno. Es por ello que desde Ecologistas en Acción de Andalucía pedimos, tanto al Ministerio de Medio Ambiente como a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, coherencia con la política de aguas de la que hacen tanta gala y que se comprometan a cumplir íntegramente el Plan Especial de Sequías.