Alerta sobre los altos niveles de contaminación atmosférica en Sevilla

Los altos niveles de contaminación por ozono, pueden llegar constituir un problema de salud pública. En los últimos días se han detectado altos niveles de contaminación atmosférica por ozono troposférico, en las mayorías de las estaciones de medida situadas en la provincia de Sevilla.

Concretamente, la estación de Santa Clara y Alcalá de Guadaira se ha superado los niveles de información a la población -180 microgramos por metro cúbico- y casi todos los días de la semana, en la mitad de las estaciones de medida que mide Ozono situada en la provincia de Sevilla se superó el umbral de protección a la salud (120 microgramos por metro cúbico en 8 horas).

El ozono (O3) es un contaminante indirecto que se forma en la atmósfera por las reacciones químicas de otros contaminantes originados por la combustión de motores y favorecido por la luz solar. En concentraciones elevadas este contaminante puede constituir una amenaza para la salud ciudadana y para la protección de la vegetación y los cultivos. El O3 presente en elevadas concentraciones afecta principalmente a los ojos, a las mucosas, a los tejidos de las vías respiratorias y pulmones y a las barreras entre los pulmones y la sangre. Junto con otros contaminantes puede causar alergias, asma y otras enfermedades respiratorias, acentuándose los efectos dañinos que cada contaminante causaría por sí solo.

En Sevilla está empezando a ser normal alcanzar niveles altos de Ozono trosposférico en primavera y verano. Ello sólo se puede relacionar con el aumento de la contaminación debido al uso del coche y por las políticas de movilidad.

Ecologistas en Acción considera que el área metropolitana de Sevilla está sufriendo las consecuencias de una política de movilidad y urbanismo nefastas, que a lo largo de estos años favoreciendo el incremento del uso del automóvil privado, principal fuente de contaminación en nuestra ciudad, mediante la proliferación de aparcamientos rotatorios (José Laguillo) y la aprobación de planes urbanísticos que consolidan el modelo de ciudad difusa en el Aljarafe, que irán agravando el problema.

Por otra parte ni el Ayuntamiento de Sevilla ni los demás de la provincia tienen planes de contingencia ante episodios de contaminación como los que estamos sufriendo, lo que impide que las personas sensibles (niños, asmáticos, deportistas.) puedan tomar medidas de autoprotección. Tampoco se vislumbra el establecimiento de medidas preventivas como el fomento del transporte público, el uso de la bicicleta, etc. ni planes de actuación en caso de que se alcancen niveles altos, que se basen en la limitación temporal del uso del vehículo privado, siguiendo el ejemplo de otras ciudades europeas.

Desde Ecologistas en Acción exigimos a los ayuntamientos de la provincia que mantengan informados a la población sobre estos niveles de contaminación, explicando qué medidas tomar. Además pedimos que se hagan de una vez públicos planes para enfrentarse a las posibles alertas. Ecologistas en Acción exige que se tomen medidas para limitar el uso del vehículo privado, abandonando las políticas actuales que lo favorecen y que agravan problemas ambientales como el de la contaminación atmosférica.