Medidas urgentes para la playa de Bonanza

Hace más de un año Ecologistas en Acción denunció públicamente la dejadez y falta de limpieza que padecía el tramo de playa que va desde el Castillo San Salvador hasta el muelle pesquero de Bonanza. A día de hoy, esta zona presenta un mayor estado de abandono, destacando además la nula seguridad para los bañistas y transeúntes.

En esta parte de playa, que comprende más de un kilómetro de costa, hay que tomar medidas urgentes, aunque no esté catalogada como zona oficial de baño, pues durante el verano pueden llegar a visitarla a lo largo de cada semana cerca de 1.000 vecinos de las barriadas aledañas.

Ecologistas en Acción exige a las administraciones competentes, es decir, tanto la Demarcación de Costas como la Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento de Sanlúcar (en especial, las Delegaciones Municipales de Bonanza y la Algaida, y de Medio Ambiente) que inspeccionen el tramo de litoral en cuestión. En esa visita podrán comprobar “in situ” embarcaciones dispersas por la orilla atadas con largas cuerdas, plásticos, cristales, estructuras metálicas, redes abandonadas, multitud de cabos de cuerda, restos de madera con elementos punzantes, anclas, neumáticos, cabos de alambres oxidados, bidones de combustibles, vertidos de aguas fecales, etc. Todo ello, constituyendo un atentado contra la salud pública y pudiendo provocar graves lesiones a los numerosas personas que se dan cita en esta franja del litoral sanluqueño.

De momento, hay que acometer de forma inmediata la retirada de todas las embarcaciones cuya ocupación de la playa puede causar molestias a los vecinos, trasladándolas hacia la zona norte del muelle pesquero durante la temporada oficial de baño. Además, hay que llevar a cabo una limpieza exhaustiva para eliminar todo ese tipo de restos altamente peligrosos y contaminantes que se encuentran a lo largo y ancho de este tramo de playa, así como exigir la retirada de los residuos generados por la empresa que se encarga de la reparación y mantenimiento de los barcos, instalada a escasos metros de la playa, que ha sido una de las causantes de esta situación tan lamentable de deterioro. Mientras no se lleven a cabo estas tareas de adecentamiento, hay que prohibir el baño en esta parte de la playa. Por cierto, consideramos razonable que se estudie la posibilidad de que a corto-medio plazo, este tramo de Costa se incorpore a la zona oficial de baño de Sanlúcar.

Por último, Ecologistas en Acción manifiesta públicamente su indignación contra las personas que protagonizaron el pasado fin de semana un episodio de vertidos de residuos orgánicos, concretamente de peces muertos, que ha dañado aún más la situación en la que se encuentran las playas de la ciudad, en detrimento no sólo de la salud pública de los sanluqueños y visitantes, sino también de la economía del sector turístico y hostelero de Sanlúcar. Esta organización espera que los agentes de la autoridad apliquen duramente en este caso las pertinentes leyes en materia de vertidos.