Presentada en Toledo campaña contra los incendios forestales

Ecologistas en Acción, en colaboración con la Fundación Biodiversidad, está desarrollando un proyecto para contribuir a la reducción en el número de incendios forestales y sus impactos económicos, sociales y ambientales, mediante la realización de campañas de sensibilización.

Ecologistas en Acción en la presentación de la Campaña en Toledo pide a los ciudadanos que colaboren evitando hacer fuegos de ningún tipo en el campo, avisando de posibles incendios y perdiendo el miedo a denunciar a los incendiarios. Por otra parte, apoya la campaña regional de incendios aunque son necesarias una mejor coordinación de las tareas de las cuadrillas contra incendios y un mayor esfuerzo por investigar y sancionar las negligencias y los fuegos provocados en la Castilla-La Mancha.

LA SITUACIÓN ACTUAL EN CASTILLA–LA MANCHA Y LA PROVINCIA DE TOLEDO.

Tras el catastrófico incendio de la Riba de Saelices en Guadalajara, la sensibilidad de la sociedad castellano–manchega y de la Administración Regional ante esta problemática se ha visto seriamente convulsionada. Esta convulsión, traducida en un incremento de la sensibilidad al respecto, se ha manifestado en positivo en el ámbito de la gestión administrativa mediante una sustancial mejora en la disposición de medios para los equipos de extinción, el diseño de planes de restauración adecuados de las áreas afectadas y la puesta en vigor del Decreto 90/2007 por el que se modifica el Decreto 34/2000, de 29 de Febrero, por el que se regula el uso recreativo, la acampada y la circulación de vehículos a motor en el Medio Natural.

Estas mejoras han supuesto en general unas mayores restricciones al uso del fuego y de otras actividades recreativas en el Medio Natural, lo cual ya está redundando en la constatación de una disminución del número de incendios, especialmente de todos aquellos relacionados con la quema de rastrojos y el uso de barbacoas, maquinaria, etc. (ahora prohibidos en Castilla–La Mancha entre el 1 de Junio y el 30 de septiembre).

Los siguientes cuadro y gráfico describen la problemática asociada a los incendios forestales en Castilla–La Mancha y la provincia de Toledo en términos de “número de incendios” y “causas” en el período de 1996 a 2005 (Fuente: Dirección General de Biodiversidad. Ministerio de Medio Ambiente).

No obstante, y a pesar de la valoración positiva que hay que hacer del control de esta problemática por parte de la Administración Regional castellano - manchega, aún quedan importantes lagunas que resolver: como la práctica inexistencia de planes locales de emergencia (éstos a cargo y bajo la responsabilidad de los Ayuntamientos) para municipios ubicados en zonas forestales de riesgo; como la mejora en las dotaciones de medios materiales y humanos para los equipos de investigación de las causas y persecución de los responsables (SEPRONA y Agentes Medioambientales) durante las primeras horas tras el inicio del incendio, o como la necesidad de más programas de formación para los equipos de extinción (que abarquen los 12 meses del año) así como para los propios ciudadanos.

En los últimos años Toledo es una de las provincias con mayor número de incendios en Castilla-La Mancha y ha sufrido las consecuencias de algunos especialmente dañinos, como los habidos en San Pablo de los Montes o en la comarca de la Jara (Sevilleja de la Jara y el año pasado en la Sierra de Altamira). En todos ellos se han producido graves daños medioambientales y materiales, y se ha corrido el riesgo de pérdida de vidas humanas. Por ello, para esta campaña de 2007 Ecologistas en Acción de Toledo quiere insistir en la importancia de la colaboración ciudadana y pide a los ciudadanos que colaboren evitando hacer fuegos de ningún tipo en el campo, avisando de posibles incendios y perdiendo el miedo a denunciar a los incendiarios.

DATOS ADICIONALES DE LA CAMPAÑA DE INCENDIOS FORESTALES: “EN CADA INCENDIO FORESTAL, ALGO TUYO SE QUEMA”.

Objetivos

Ante la grave situación a la que nos enfrentamos debido a los incendios forestales en España, este proyecto pretende reducir el número de incendios forestales y sus impactos económicos, sociales y ambientales, favoreciendo la sensibilización ciudadana, colaborando con los sectores más cercanos a los incendios y fomentando la participación social en la prevención y extinción de los mismos.

Los objetivos específicos de este proyecto son:

  • Divulgar los beneficios que aporta la conservación de las zonas forestales.
  • Analizar las causas por las que sigue creciendo el número de incendios forestales.
  • Cambiar los hábitos de conducta que originan con mayor facilidad y frecuencia los incendios.
  • Potenciar la participación social en la prevención y lucha contra los incendios forestales.
  • Mejorar la formación y la planificación en materia de prevención y especialmente, fomentando la elaboración de los planes locales de emergencia.

Para sensibilizar a la población urbana y rural de los valores y beneficios que tiene conservar las zonas forestales, y reducir al mínimo los incendios forestales, el presente proyecto incluye la edición de diverso material informativo y formativo y la colaboración con sectores y entidades ligadas a la prevención en incendios forestales.

Sector Agrario

Las quemas agrícolas y para la obtención de pastos causan más de la mitad de los incendios con motivo conocido que se producen cada año en nuestro país, concretamente el 53,65%. Entre 1996 y 2005 las quemas agrícolas y las quemas para regenerar pastos causaron más de 57.000 incendios. Este proyecto pretende reducir el riesgo de incendios forestales informando y concienciando a agricultores y ganaderos para potenciar técnicas alternativas al uso del fuego en el campo. Para ello, en colaboración con los sindicatos agrarios se ha editado un folleto que informa sobre los riesgos que supone la realización de estas quemas y proponiendo prácticas agrarias alternativas que no conllevan riesgos de incendios.

Formadores

Para facilitar la labor a formadores y medios de comunicación, y que cuenten con una adecuada herramienta sobre los valores y funciones de los bosques, las causas e impactos de los incendios, la investigación y como evaluar el impacto de un incendio, se ha editado un manual para formadores y medios de comunicación.

Ayuntamientos

En los incendios de los últimos años, se ha puesto de manifiesto que la ausencia de planes locales de emergencia por incendios forestales ha supuesto un serio riesgo para la población y un elemento de distracción muy notable, incidiendo de forma negativa en el tiempo de intervención inicial.

Por ello, otro de los colectivos destinatarios de la campaña, es la población residente en los núcleos urbanos limítrofes con zonas forestales, la llamada interfaz urbano-forestal. El desarrollo urbanístico que se ha producido en las últimas décadas ha permitido la construcción de numerosas urbanizaciones inmersas en zonas forestales, que han supuesto un aumento de la posibilidad de incendios, mayor riesgo de afección a personas y bienes, así como un elemento de distracción para los medios de extinción que concentran sus esfuerzos en proteger estas urbanizaciones a costa de abandonar temporalmente la extinción del incendio forestal. Ante esta situación, este proyecto incluye la colaboración con las administraciones locales en zonas de riesgo, para asesorarlas sobre esta situación y potenciar la elaboración de planes locales de emergencia y de autoprotección de dichos núcleos.

Además el proyecto incluye la organización de cursos de formación para voluntarios en materia de prevención y de extinción.

Para información más de tallada y obtención de los materiales editados para esta campaña en versión pdf: Incendios forestales