Denuncia de un sondeo no autorizado para una embotelladora en el río Arquillo

Ecologistas en Acción y la Asociación de Amigos del Río Arquillo denuncian las obras llevadas a cabo por la empresa El Pozo, propietaria de la marca AQUADEUS, para un nuevo sondeo con destino a la planta embotelladora de la citada marca de agua.

Maquinaria realizando el sondeo

Las obras de captación de agua y de construcción de la planta embotelladora ya fueron denunciadas hace siete años por iniciarse sin licencias y porque afectaban a dos espacios protegidos de la provincia de Albacete: el Monumento Natural de la Laguna del Río Arquillo y la Laguna de los Ojos de Villaverde, ambos incluidos como L.I.C. por la Junta de Castilla La Mancha. Fruto de aquella denuncia se consiguió la paralización de las obras durante unos meses por la Delegación de Medio Ambiente, pero el propio Delegado Provincial, Antonio Mompó, que todavía sigue al frente de esta Delegación, permitió que se tramitasen rápidamente las licencias y se autorizase la ocupación del Río Arquillo por la empresa embotelladora para captar el agua del manantial que brotaba en su seno. Esta actuación llevó el caso al Juzgado correspondiente que finalmente dictó sentencia contraria a los promotores del proyecto y obligaba a restaurar el cauce del río que había sido desviado de su posición original. Sin embargo, la Administración competente nunca solicitó la ejecución de la sentencia y la situación se ha venido consolidando por los propietarios de Aquadeus, que incluso han vallado el tramo del río que ocuparon.

En esta ocasión la denuncia está motivada por unas obras para un nuevo sondeo que permitiría a la empresa justificar el volumen de agua que viene comercializando y que es superior a la concesión que en su día obtuvo y que es el que queda registrado en una caseta dotada del caudalímetro correspondiente. Sin embargo, existe una segunda captación oculta en el lecho desviado del río Arquillo, llamado manantial del Borbotón, que no figura en las licencias y que no tiene control de captación, como nos ha manifestado la Asociación de Amigos del Río Arquillo, que ha interpuesto sendas denuncias ante la Confederación del Júcar, la Delegación Provincial de Medio Ambiente y el SEPRONA de la Guardia Civil. Estas obras para el nuevo sondeo coinciden con una drástica disminución del caudal del río, que está ocasionando la muerte de numerosos cangrejos y alevines de peces por escasez de agua.

Impresionante caudal en el río...

Tras la denuncia pública ante los medios de comunicación, que se han hecho eco de la noticia, Ecologistas en Acción y la Asociación de Amigos del Río Arquillo, están preparando un escrito para presentarlo a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha, para que tramite las diligencias informativas e investigue los hechos y, en su caso, formule las denuncias que procedan a la empresa o a las autoridades ambientales que han permitido esta situación de deterioro ambiental de uno de los parajes que se han conservado en mejores condiciones de nuestra provincia.