El vertido de fosfoyesos debe acabar

La sentencia de la Audiencia Nacional, desestimando el recurso interpuesto por Fertiberia frente a la caducidad de la concesión de vertido determinada por la Dirección General de Costas, cierra definitivamente el último intento por parte de Fertiberia de mantener un vertedero ilegal camuflado gracias a la complicidad de las administraciones teóricamente encargadas de mantener la legalidad ambiental.

Más de cien millones de toneladas de residuos con alto contenido en arsénico y metales pesados y gran cantidad de elementos radiactivos presentes ( en torno a 4200 Tm totales de óxido de uranio, según el Consejo de Seguridad Nuclear), se han depositado ocupando más de 1200 Hectáreas desde que el franquismo propició la destrucción de las marismas del Tinto en beneficio de una actividad empresarial que el tiempo ha demostrado que era insostenible.

Ecologistas en Acción considera que es el momento de tomar medidas que garanticen que el cese de este vertido ilegal y destructivo no siga teniendo consecuencias negativas para el futuro de Huelva. Para ello será necesario que se obligue a Fertiberia a adoptar un plan de cierre controlado destinado a paliar los daños ambientales y sociales que sus actividades han generado.

Ecologistas en Acción propone que las autoridades públicas tomen medidas para que Fertiberia no pueda eludir sus responsabilidades ambientales y sociales. Para ello Fertiberia, de acuerdo con las autoridades competentes, debería responsabilizarse de:

  • Realización y ejecución de un estudio de posibles alternativas de futuro para la caracterización, tratamiento, depósito u otras opciones para los residuos depositados. Este estudio debe incluir la adopción de las medidas de seguridad derivadas de la caracterización radiológica de los fosfoyesos.
  • Elaboración, puesta en marcha y seguimiento de un plan de revegetación, usos, control y seguridad de las balsas de fosfoyesos.
  • Elaboración y ejecución de un proyecto de descontaminación y recuperación ambiental de los suelos utilizados por la Planta de ácido fosfórico de Fertiberia e instalaciones anexas en la Avenida Montenegro y en la propia ría de Huelva.
  • Elaboración y ejecución de un plan de transición (recolocaciones, prejubilaciones combinadas con mantenimiento de la plantilla en planes de descontaminación, mantenimiento y seguridad que ampare los justos derechos de los trabajadores de Fertiberia, evitando que haya daños sociales que se sumen a los ambientales.

Ecologistas en Acción considera también que el principio de transparencia informativa así como el de responsabilidad ambiental obligan a que los organismos de participación ciudadana en materia ambiental (Consejo Provincial y Local de Medio Ambiente, Consejo de participación del Plan de Calidad Ambiental...) se activen o generen comisiones específicas para posibilitar el seguimiento de este proceso por parte de la ciudadanía de Huelva.