Sin Plan de Emergencia por Incendios Forestales

Se cumplen 3 años del incendio que afectó al conocido Pinar de la Duquesa

Ecologistas en Acción de Sanlúcar va a solicitar al Equipo de gobierno un Plan Local de Emergencia por Incendios Forestales, que se elabore por parte de las delegaciones competentes, Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Parques y Jardines, para así adopten las medidas de prevención de incendios que les correspondan en los terrenos forestales de su titularidad. Creemos que la superficie forestal además de contar con el Espacio Natural de Doñana -sector sur- con más de 3.000 hectáreas, cuenta con diferentes masas forestales como los Pinares de Bonanza, que aunque actualmente no tiene ninguna figura de protección, dentro del Inventario de Espacios Protegidos de Andalucía, si entendemos que deben de incluirse en este Plan, sin olvidar aquellas zonas arboladas repartidas por los distintos distritos de barrio del termino municipal.

Aunque actualmente existe una resolución de 15 de septiembre de 2005, de la Dirección General de Gestión del Medio Natural de los Servicios Centrales de la Consejeria de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía la que se somete a información pública el Proyecto de Decreto, donde se van a redefinir aquellos municipios cuyos términos municipales se hallen incluidos total o parcialmente en Zonas de Peligro, es la ocasión para que Sanlúcar sea incluida y así ampliar las zonas de peligro, además evitar en aquellos espacios forestales y no forestales, irreparables consecuencias para el medio ambiente y para el bienestar de la ciudadanía.

Los Planes Locales de Emergencia por Incendios Forestales (PLEIF), según la Ley 5/1999, de 29 de junio, de prevención y lucha contra los incendios forestales y el Decreto 470/1994, tienen por objeto establecer la organización, el procedimiento de actuación y la movilización de los recursos propios o asignados a utilizar para luchar contra los incendios forestales y hacer frente a las emergencias de ellos derivadas.
Las actividades que provocan mayor porcentaje (53,65%) de incendios forestales son las quemas de rastrojos y restos de podas de cultivos agrícolas, y las quemas de matorral para obtención de pastos para el ganado. Estas actividades provocaron el 31,75% y el 21,9%, respectivamente, de todos los incendios con motivo conocido producidos entre 1996 y 2005. Si se realiza un adecuado control de dichas prácticas, Ecologistas en Acción estima que se pueden llegar a reducir los incendios forestales originados por las mismas en un 75%, lo que supone reducir el total de incendios en un 20%.

Otra de las medidas que podría reducir el número de incendios forestales, es la restricción de acceso con vehículos a motor por pistas forestales, caminos, sendas y otras vias de acceso a las zonas forestales, debido al riesgo de producir incendios por la liberación de chispas, de sustancias inflamables o por el contacto de los elementos calientes con el pasto seco.

De cualquier manera, Ecologistas en Acción considera que debería prohibirse el uso del fuego para cualquier actividad a realizar en zonas forestales o cercanas a las mismas en los períodos de máximo riesgo de incendios forestales. Dichas actividades van desde la realización de barbacoas a la quema de residuos de cualquier tipo, pasando por la utilización de material pirotécnico. Con dicha prohibición, se puede reducir un 10% del total de incendios forestales producidos en el Estado español.

Por último, si ves un incendio avisa lo antes posible al 112, teléfono de emergencia, o al 062 teléfono de la Guardia Civil.




Visitantes conectados: 389