Exigen que se descalifique La Mancha Húmeda como Reserva de la Biosfera y Zona Ramsar

Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF/Adena anunciaron hoy durante un acto celebrado en la 8ª Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas Contra la Desertificación (COP) la serie de medidas que van a acometer esta misma semana para que la Mancha Húmeda deje de disfrutar de las figuras de protección internacional.

Las organizaciones ecologistas solicitarán al Comité MAB de la UNESCO la retirada de la calificación de “Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda” que poseen el conjunto formado por el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y los Humedales manchegos de la Cuenca Alta del Guadiana. La decisión se toma dado el grado de degradación que presenta el conjunto. De hecho, el Parque Nacional tiene que ser mantenido con bombeos de agua desde hace años.

También van a exigir al Gobierno Español que retire de la lista de zonas RAMSAR a las Tablas de Daimiel, ya que el “Convenio Ramsar de Humedales” las tiene incluidas en su “Lista Roja” de espacios amenazados desde hace ya demasiados años sin que se llegue a una solución eficaz para su recuperación hídrica.

Las ONG pedirán además a la Comisión Europea que no aporte fondos al PEAG, Plan Especial del Alto Guadiana, porque vulnera las Directivas Marco del Agua y la de Hábitats.

Los ecologistas se oponen así al Plan Especial del Alto Guadiana, promovido por el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que supondrá la desertificación de la zona y la desaparición definitiva de los humedales. Este Plan nació con la idea de recuperar los acuíferos sobreexplotados y los humedales que dependen de ellos, pero mantiene tal nivel de extracciones legales e ilegales y tal superficie de regadíos que será imposible la recuperación de los humedales protegidos en los plazos y prórrogas que establece la Directiva Marco Europea del Agua (DMA).

Ecologistas en Acción, WWF/Adena, Greenpeace y SEO/BirdLife han acusado al Ministerio de Medio Ambiente y a la Junta de Castilla-La Mancha de ser los responsables de la sobreexplotación ilegal de los acuíferos de la Cuenca Alta del Guadiana, que ha producido ya la desecación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y otros humedales manchegos, constituyendo el proceso de desertificación de mayor relevancia y extensión en toda España.

Pedro Martínez Santos, doctor de la Facultad de Ciencias Geológicas de Universidad Complutense de Madrid y experto en Hidrogeología de la Cuenca Alta del Guadiana afirmó durante el acto organizado por los ecologistas que “el descenso de los niveles freáticos de agua en La Mancha Húmeda es continuo y que de no invertirse la sobreexplotación, la situación será irreversible aún con medidas a largo plazo”.

Además, el Gobierno no va a presentar el PEAG en el Consejo Nacional del Agua, a pesar de que su coste, de 5.500 millones de euros, es el más alto de toda la historia de España en un proyecto medioambiental.




Visitantes conectados: 483