Las restricción del tráfico en las zonas ACIRE es una medida insuficiente

Ecologistas en Acción Córdoba comparte la preocupación del concejal delegado de Seguridad, Movilidad y Tráfico del Ayuntamiento de Córdoba, en relación con la circulación y aparcamiento de vehículos en las zonas ACIRE de circulación reservada para residentes, comerciantes e industriales.

Ecologistas en Acción apuesta por la peatonalización del casco histórico, una medida que debería haberse adoptado hace tiempo y que debería extenderse a otras zonas y barrios de la ciudad, pero considera que, para dar coherencia a esta medida, es necesario elaborar, aprobar y ejecutar un Plan de Movilidad Sostenible que oriente las infraestructuras urbanas de la ciudad hacia un modelo de transporte urbano menos contaminante y menos perjudicial para la salud, un modelo que priorice el fomento de los medios de transporte colectivo, no contaminante y alternativo.

Esta es una de las medidas que esta organización contempla en su programa Por una Córdoba Sostenible que incluye también aprobar y ejecutar un Plan de Accesibilidad al Casco Histórico, potenciar el transporte público a través de la Empresa Municipal de Autobuses (AUCORSA) mejorando su gestión y servicio, extender carriles-bici por la ciudad y aumentar los impuestos municipales a aquellos vehículos a motor que por sus características técnicas demuestran ineficiencia energética y que emiten gran cantidad de gases efecto invernadero incrementando innecesariamente la contaminación atmosférica de la ciudad. Entre estos vehículos pueden señalarse a los todo terreno o 4x4.

Estas medidas deberían complementarse con el incremento de la anchura de los acerados, la reducción de las dimensiones de las calzadas suprimiendo carriles de circulación rodada, la congelación de la creación de aparcamientos en el centro urbano, la limitación de la velocidad de circulación en el interior de la ciudad, la instalación de medidores de la contaminación ambiental provocada por el tráfico urbano en los puntos que presenten una mayor concentración de vehículos y la extensión y promoción de carriles bici, creando redes que permitan cerrar una malla en toda la ciudad y habilitando aparcamientos gratuitos vigilados en el interior de todos los edificios públicos, tanto edificios administrativos como centros escolares y universitarios, polideportivos, etc.

El Plan de Movilidad Sostenible deberá apoyarse en fuertes campañas de concienciación y sensibilización ciudadana. La proximidad de la celebración el día 22 de septiembre del Día Europeo “LA CIUDAD SIN MI COCHE” debería aprovecharse para poner en marcha un programa amplio y ambicioso, dotado de suficientes recursos y consensuado con los agentes sociales en relación con esta celebración evitando que se convierta, como en años anteriores, en un conjunto de actividades desarrolladas de forma desganada y rutinaria por el departamento municipal correspondiente.