Satisfacción por la primera sanción por el vertido de Aceca

Siete años después del vertido de fuel-oil al Tajo desde la Central Térmica de Aceca llegan por fin las primeras sanciones. El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla-La Mancha ha impuesto una multa de 300.000 euros a Iberdrola y Unión Fenosa, propietarias de la Central, correspondiente a una sanción muy grave por infracción a la legislación sobre seguridad industrial.

Se sustancia así el primero de los tres expedientes sancionadores que en vía administrativa pesan sobre los causantes del vertido que contaminó gravemente 13 kilómetros de río Tajo. Los expedientes estaban paralizados durante el proceso penal que, finalmente y de forma incomprensible, ha eximido del delito contra el medio ambiente a los responsables del funcionamiento de la Central.

La sanción impuesta ahora por la Junta empieza a colocar en su sitio las responsabilidades de lo ocurrido, en este caso, multando severamente a las empresas propietarias de la Central debido a que la instalación no funcionaba correctamente.

En este sentido, Ecologistas en Acción, igual que en su día criticó que la Junta abandonara por la puerta falsa la personación en vía penal, valora positivamente la sanción impuesta y confía que en breve plazo se sustancien también con severas sanciones los expedientes abiertos por la Consejería de Medio Ambiente, por los daños provocados a la flora y a la fauna, y por la Confederación Hidrográfica del Tajo, por el vertido en sí y las afecciones al dominio público hidráulico.

Ecologistas en Acción anima a la Junta a resolver el expediente sancionador por los daños al medio natural y reclama a la CHT que de una vez cumpla con su obligación sancionando el vertido de fuel-oil y no actúe como defensor de los inculpados tal como hizo en el juicio penal.