Protesta de la Plataforma de Huertos Ecológicos de Sevilla

La Plataforma de Huertos Ecológicos de Sevilla, en la que participa Ecologistas en Acción de Sevilla, quiere denunciar la situación absolutamente insostenible que están viviendo los distintos proyectos que la componen. Estos son los Proyectos de Huertos de Miraflores, San Jerónimo, Tamarguillo, Torreblanca y Huerta del Rey Moro.

El incumplimiento sistemático del Ayuntamiento de los acuerdos adquiridos, y la constante obstaculización y trabas impuestas por determinadas Áreas del Ayuntamiento, han generado una situación de colapso que amenaza con hacer desaparecer, los pocos ejemplos de participación social que aún quedan en Sevilla, y que durante todo este tiempo han sido modelo de organización vecinal, avalados por un incuestionable éxito social.

La amenaza que se ciñe sobre todos estos proyectos entendemos que es fruto de un proceso de privatización que desde hace años se viene realizando por parte de la Administración a nivel Cultural y Social. Las únicas parcelas de la Administración que parecían escaparse a la vorágine privatizadora, son finalmente ya, objeto de deseo de empresas de todo tipo. A este ritmo no quedará espacio para la creatividad y la capacidad innovadora y de actuación de los colectivos ciudadanos, sino que todo quedará en manos de empresas de servicios, eso sí, con un costo económico mucho mayor (pues es lo que sucede en estos casos) y, con unos nuevos gestores de proyectos a los que poco importa la calidad del Servicio o los fines últimos como la mejora de la calidad de vida, que animaban a los colectivos vecinales.

Los problemas que en estos momentos están viviendo los proyectos de Huertos Vecinales son múltiples, aunque podríamos reducirlos a 2 cuestiones básicas:

  1. El impago de las cantidades económicas asignadas para este año, y que debieron haberse cobrado en Enero. Lo cual supone una asfixia económica terrible para las asociaciones, y la sangrante situación laboral de las personas contratadas en los proyectos que llevan ya 9 meses sin cobrar. Hay que tener en cuenta, que con el salario anual de un concejal salen adelante varios de los Proyectos antes mencionados.
  2. La existencia de una Precariedad absoluta tanto a nivel administrativo como económico. No existe un marco regulador adecuado para la especificidad que requieren este tipo de Programas vecinales, lo que ha supuesto un sin fin de problemas burocráticos y, por otro lado, la falta de una regulación adecuada, amenaza constantemente la propia continuidad de los Proyectos.

En definitiva, hay que recordar que los Huertos Vecinales y Escolares existentes en la ciudad dinamizan actualmente a unos 2.000 escolares, y más de 1.000 adultos, no sólo a través de los Huertos sino también a través de cursos y talleres medioambientales que se imparten a la población en general. Por otro lado, la significación ciudadana que han tenido y tienen es muy destacable, pues la mayoría de estos espacios hortícolas se sitúan en suelos conquistados por los vecinos a la especulación urbanística, y ganados a la causa medioambiental, logrando como queda constatado que muchos de estos espacios antes escombreras, se conviertan ahora en hermosos Parques para el disfrute general, llenos además de un contenido de actividades, que sólo estos colectivos vecinales enraizados en la ciudadanía han sabido darles.

Así pues, desde la Plataforma de Huertos Ecológicos de Sevilla exigimos:
El pago de las cantidades económicas asignadas para este año de forma inmediata.

  • La organización de un Plan regulador que acabe con la Precariedad existente y los movimientos privatizadores que amenazan la participación ciudadana.