Un rorcual aparece muerto en Bolonia

Un rorcual de unos 14 metros de longitud y alrededor de 20 toneladas de peso apareció el 24 de septiembre muerta en la playa de Bolonia, en el término municipal de Tarifa, por causas que aún se desconocen.

El cetáceo fue avistado sobre la 10.30 horas de la mañana a unos doscientos metros de la costa por la Guardia Civil, que dio aviso a Salvamento Marítimo, una cuya embarcaciones se desplazó hasta el lugar en el que se encontraba.

El rorcual, que estaba agonizando, se había enganchado previamente con una de las boyas de seguridad de la playa de Bolonia y tenía diversas heridas. Salvada la zona de seguridad, las olas arrastraron al cetáceo hasta que se aproximó ya muerta a la orilla.

Ecologistas en Acción lleva denunciando el impacto que puede causar en estos cetáceos el tráfico marítimo del Estrecho de Gibraltar.