El nuevo PGOU de Prado del Rey mantiene el crecimiento urbanístico

A pesar de que el alcalde de Prado del Rey anunciara el pasado mes de julio que la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CPOTU) había aprobado el PGOU incluyendo el campo de golf y la urbanización del Cruce, en el Parque Natural Los Alcornocales, lo cierto es que ambas actuaciones quedaron suspendidas por no estar suficientemente justificadas y suponer crecimientos urbanísticos que superaban con mucho lo previsto en el POTA.

Pues bien, el Ayuntamiento ha aprobado un nuevo PGOU que mantiene prácticamente todas estas previsiones de crecimiento urbanístico, lo que supone una burla a la legalidad y a los acuerdos de la CPOTU. El nuevo texto refundido del PGOU de Prado mantiene unos crecimientos urbanísticos desorbitados, injustificados e insostenibles. Se pretende recalificar a suelo urbano o urbanizable casi dos millones de m2, lo que supondría un 200% de aumento sobre el suelo urbano actual, y la construcción de más de 1.000 nuevas viviendas, y todo para un pueblo con la población estabilizada en torno a los 6.000 habitantes.

- Este PGOU no cumple prácticamente ninguno de los objetivos, líneas estratégicas, criterios, medidas y orientaciones del Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), aprobado el 25 de octubre de 2006 por el Parlamento andaluz y el 28 de noviembre por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Entre las numerosas directrices y normas que vulnera cabe destacar las siguientes:

  • La defensa de los valores de la ciudad histórica andaluza, de raigambre mediterránea, en tanto que ciudad compacta.
  • La reducción en el consumo de recursos naturales y la conservación del capital natural: agua, energía, materiales y espacios rurales y naturales.
  • La prioridad de los nuevos desarrollos urbanos tienen que darse a aquellos que se basan en el crecimiento hacia el interior de los núcleos. Ello supone establecer como objetivo el de romper la tendencia a nuevos crecimientos exógenos a los núcleos urbanos consolidados, reduciendo el progresivo consumo de espacios naturales o rurales.
  • No se admiten crecimientos que supongan incrementos de suelo urbanizable superiores al 40% del suelo urbano disponible ni los crecimientos que supongan incrementos de población superiores al 30% en ocho años.
  • Dar prioridad a la integración de las nuevas ofertas turísticas en los núcleos urbanos existentes, evitando los procesos de expansión desligados del sistema urbano preexistente.
  • Proteger y conservar los espacios naturales, los elementos patrimoniales y los valores paisajísticos frente a procesos de expansión turística.
  • Considerar las instalaciones turísticas singulares destinadas al ocio, deporte y espacios libres (campos de golf…) con total independencia de las promociones inmobiliarias asociadas.

- El Texto Refundido del PGOU mantiene el Plan Parcial "El Cruce", con el que se pretende declarar urbanizable 581.064 m2 de suelo protegido perteneciente al Parque Natural Los Alcornocales, la misma superficie que en propuestas anteriores. Ecologista en Acción ha expuesto en reiteradas ocasiones su oposición a esta recalificación que se basa en una premisa falsa: la existencia de un centenar de viviendas ilegales que hay que regularizar, ya que las viviendas ilegales existentes no llegan al medio centenar. El Ayuntamiento no busca "legalizar" estas viviendas sino utilizarlas como estratagema para recalificar una superficie muy superior a la zona con edificaciones. Prueba de ello es que se sigue contemplando la ampliación de viviendas hasta las 135, de las que cerca de 100 serían de nueva construcción, y 67.000 m2 de suelo para uso terciario (geriátrico y hotel) que nada tiene que ver con la esta supuesta regularización. Este Plan Especial afecta a zonas forestales con enormes ejemplares de quejigos y alcornoques, al pie del cerro Cabeza de Hortales, donde se encuentra el valiosísimo yacimiento arqueológico de Iptuci, declarado Bien de Interés Cultural.

- El PGMO mantiene el Plan Parcial "Los Castillejos", con campo de golf incluido que, como muchos otros, es una mera excusa para recalificar 798.212 m2 y construir 400 viviendas, hotel y centro comercial. Tampoco aquí ha habido reducción alguna en la superficie a recalificar y sólo una mínima reducción de viviendas -de 467 a 400- en relación con la propuesta anterior del PGOU. Este proyecto supondrá un daño irreversible a la tipología y estructura urbana característica de Prado, población de trama cuadrangular típica de los pueblos de la Ilustración. Este caserío único con un elevado valor histórico no sólo no se utiliza como su principal capital y atractivo turístico, sino que se pretende destruir rodeándola de urbanizaciones de chalets y adosados que desfigurarán su estructura urbana y convertirá a Prado del Rey en un pueblo sin personalidad, ya que todos estos proyectos de campos de golf son clónicos. El Ayuntamiento viene asegurando que este campo de golf se regará con agua depurada, hecho manifiestamente falso. En el proyectote campo de golf que se incluye en el PGOU se proponen diversas formas de abastecimiento de agua: lagos, depuradora, escorrentía... pero no se aclara de donde se sacará de agua para llenar los lagos, ni si se dispone de concesión para utilizar aguas de escorrentía que actualmente van al pantano de Bornos, ni para cuando tendrá Prado del Rey depuradora y qué caudales aportará durante los meses del verano. Hay que destacar que Prado del Rey tiene problemas graves de abastecimiento de agua, sufriendo en la actualidad constantes cortes del suministro.

Por ello Ecologistas en Acción ha presentado Alegaciones a este "nuevo" PGOU y ha solicitado al Ayuntamiento, y lo hará también a la Junta, que:

  1. Se revise el PGOU reduciendo drásticamente los crecimientos urbanísticos y las previsiones de nuevas viviendas para adaptarlas al POTA y a la Agenda 21 de Andalucía.
  2. Se elimine la totalidad del Plan Parcial "El Cruce", manteniendo la totalidad del Parque Natural Los Alcornocales como Suelo No Urbanizable Especialmente Protegido.
  3. Se elimine la totalidad del Plan Parcial "Los Castillejos", manteniendo este suelo como no urbanizable.