Obras ilegales ex cocejal de Urbanismo

Las obras ilegales realizadas en su vivienda de Juan Carlos Rodríguez, ex concejal de Urbanismo, es un nuevo episodio de la trama de nepotismo y corrupción que ha imperado en el Área de Urbanismo estos últimos años.

Juan Carlos Rodríguez se construyó una piscina, amplió su casa y construyó un garaje sin licencias y contraviniendo las normas urbanísticas del PGOU y del Plan Parcial de Valdelagrana (PP-VA-2). Estas obras eran pues ilegales e ilegalizables. Además, Rodríguez levantó un muro de obra que también contraviene las normas urbanísticas. Ante la denuncia que presentó Ecologistas en Acción en abril del año pasado, Rodríguez se apresuró a solicitar las licencias para estas obras. La respuesta del Ayuntamiento debió ser la denegación de las mismas por contravenir las normas legales. Pero Hernán le firmó una licencia de obras para la piscina y la ampliación de la casa, pero se la denegó para el garaje, por lo que tuvo que ser demolido. La licencia otorgada era manifiestamente ilegal y fraudulenta por los siguientes motivos:

1. Las Ordenanzas Urbanísticas del PP-VA-2 prescriben que:

· La separación de las edificaciones respecto de linderos (art. 7.4) es:

- Lindero frontal: 4 metros

- Resto de linderos: 3 metros

· Ocupación máxima: el 35% de la superficie total de la parcela

· Edificabilidad: índice máximo 0,45 m2/m2

· Construcciones auxiliares (art. 7.7.2):

La edificación auxiliar no podrá superar el veinte por ciento (20 %) de la edificabilidad total neta total de la parcela y deberá situarse respetando las distancias a linderos establecidas para cada subzona, sin que su altura pueda exceder de una planta y de tres metros y medio.

· Condiciones particulares de estética (art. 7.8.2):

Será obligatorio vallar las parcelas con elementos opacos de hasta cincuenta centímetros de altura, que podrá superarse con setos o protecciones diáfanas estéticamente admisibles, con el límite total de dos metros.

2. La piscina y el garaje están construidos pegados a los linderos y la ampliación de la vivienda supera la edificabilidad permitida.

3. La Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) prescribe que:

· Son infracciones urbanísticas muy graves “… la ejecución, realización o desarrollo de actos de construcción o edificación e instalación o cualquier acto de transformación de uso del suelo, que estando sujeto a licencia urbanística, se ejecute sin la misma o contraviniendo sus condiciones.”

· Las infracciones de carácter grave serán sancionadas conforme prevé el art. 208 y 209 de la LOUA, todo ello sin perjuicio de que las medidas de protección de la legalidad urbanística y de restablecimiento del orden jurídico perturbado que pudieran decretarse al amparo de lo dispuesto en el art. 181 y ss. de la citada LOUA.

4. Por tanto el Ayuntamiento debería haber abierto los oportunos expedientes sancionadores y de restauración de la legalidad urbanística, ordenando la demolición de todo lo construido ilegalmente. Pero nada de esto se hizo, y la desfachatez del Sr. Rodríguez llegó al límite de volver a pedir una licencia de obras para construir de nuevo un garaje en el mismo lugar, a sabiendas de su ilegalidad.

Rodríguez aportó un supuesto informe técnico firmado por ex técnico de Urbanismo (actual concejal del PP en San Fernando) Pascual Junquera Aparicio. En ningún momento este informe está avalado, como es preceptivo, por el Jefe de Servicio de Licencias, que ya en su momento informó de la ilegalidad del garaje y de la imposibilidad de su legalización. Este supuesto informe técnico no es tal, pues se limita a afirmar que “no existe inconveniente por el técnico que suscribe a accede a lo solicitado”, ninguna referencia a las normas de aplicación en esta vivienda, ni a la edificabilidad existente y a la permitida, ni a la distancia a linderos..., sólo una opinión personal de nulo valor legal, pero que denota un intento de apoyar de forma fraudulenta esta solicitud de licencia.

Por todo ello, Ecologistas en Acción se reafirma en la ilegalidad de la licencia y de las obras ejecutadas, y denuncia que el Sr. Rodríguez se aprovechó de su cargo de concejal de Urbanismo para que le archivaran los expedientes sancionadores y le otorgaran las licencias de obras ilegales.

Por tanto exigimos al Ayuntamiento que inicie los trámites de nulidad de las licencias concedidas al Sr. Rodríguez para la construcción de la piscina, la ampliación de la vivienda y construcción del garaje por ser manifiestamente ilegales. Así mismo reiteramos nuestra demanda de que se remita al fiscal toda esta documentación por si pudieran ser constitutivos de un delito de prevaricación.