Éxito de participación de Pasea 2008

El pasado domingo se celebró la primera salida de senderismo que la asociación puso en marcha hace seis años para conocer de primera mano los espacios naturales y los pueblos más representativos de la provincia de Salamanca. “Pasea 2007-08 es un programa de educación ambiental que pretende difundir sus valores para preservarlos de las actividades que los amenazan y ponerlos en manos de los habitantes de la provincia de Salamanca para una promoción sostenible, a través de un ejercicio entretenido y saludable (el pasear por el campo y callejear por entre sus casas)”, ha declarado Carlos Lumbreras, portavoz de Ecologistas.

Ecologistas en Acción viene desarrollando esta actividad de sensibilización los terceros domingos de cada mes y proporciona a la gente un autocar, guías e información detallada sobre la ruta y sobre la zona a visitar. El éxito en la primera salida fue total con la participación de un autocar lleno, único que se desplaza en cada salida, a pesar de las inclemencias del tiempo como ocurrió este domingo. Durante la jornada se realizó una ruta interpretativa por uno de los bosques de Roble mejor conservados de toda la Península, conocido en Navasfrías y aledaños como “La Genestosa”.

La Genestosa es un bosque de Robles melojos centenarios con una valía paisajística y ecológica única en las faldas de la serranía húmeda de Gata, suroeste de la provincia de Salamanca, y en contacto con Cáceres y Portugal. Ecologistas en Acción pudo mostrar el excelente estado de conservación de los rebollos de Quercus pyrenaica que sólo se ve interrumpido por una orla de otros pies más jóvenes que los circunda, procedentes de cortas realizadas hace medio siglo para traviesas de ferrocarril y apeas de mina, y por unos potentes afloramientos rocosos de origen granítico, en los que un denso sotobosque de Escobas negrales, Aulagas de Genista falcata, que otrora le dieron el nombre al lugar, o rosáceas como el Espino albar constituyen el matorral predominante. Un robledal maduro y centenario, pues, delimitado por una maraña de canchales y matas espinosas, que lo constituyen no sólo sus robles melojos, sino también sus plantas menores, su humedad, su colorido, su tierra... en una extensión de 375 hectáreas de lomas suaves y escasa pendiente, en el que acompañan unos pobladores animados únicos, como los Mejillones de río, los Ciervos volantes o el Búho real, encaramados a unos hábitats singulares en su presentación paisajística, como el Valle de las Cruces, el Rodeo y el Canchal de las Cabras, en los que aún perduran uno de los cuatro chozos ganaderos que existieron en el monte.

“El interés del paraje, añade Carlos Lumbreras, está en que disfrutamos de un pueblo emboscado, pues La Genestosa también fue pueblo, cuyos vestigios aparecen hoy todavía entre el vergel húmedo de los robles con las ruinas de sus casas, calles, iglesia y parte del campanario, fuente pública, pozos, etc.”. Se encuentra en el TM de Alberguería de Argañán, aunque circunscrita prácticamente en su totalidad al de Casillas de Flores, situación muy común en la sierra de Gata y conocida como “enclavados”, derivados de las delimitaciones administrativas del siglo pasado. En el siglo XIV la encomienda de Salvaleón abarcaría los términos y poblaciones de Navasfrías, dehesa de La Genestosa, Valverde y Cilleros, cuando las provincias de Cáceres y Salamanca por la sierra de Gata eran todo uno, para que durante la Guerra de Secesión entre España y Portugal (1640 a 1668) quedara despoblada tras una horda llegada del pueblo luso de Aldeia da Ponte. La última niña nació aquí el 25 de octubre de 1976, y fue testigo de un abandono y olvido de más de 300 años, tan sólo rotos por el pastoreo y la extracción de traviesas hace medio siglo, que han permitido el mantenimiento del corazón del Rebollar.

Los Ecologistas apuntan que hoy es propiedad de la Junta de Castilla y León, inscrita como Monte nº1 en el Catálogo de MUP de Salamanca que, tras pasar varios años vedada al aprovechamiento cinegético, se declaró como Zona de Caza Controlada "Sierra de Gata" (Orden MAN/19/2005). Forma parte del futuro espacio de “El Rebollar” de la Red de Espacios Naturales de Castilla y León, declarado también como Lugar de Interés Comunitario (LIC código ES4150032), de acuerdo a la Directiva Hábitats, y también se encuadra dentro del Plan de Recuperación de la Cigüeña Negra en Castilla y León (Decreto 83/1995 y Orden del 22 de junio de 1988) subrayando su elevada biodiversidad.

Durante la jornada, Ecologistas en Acción llamó la atención a los acompañantes porque la riqueza botánica y faunística, ecológica y paisajística del conjunto de La Genestosa está amenazada. Su aislamiento, dada la situación periférica de la sierra de Gata en la misma Raya hispano-portuguesa y en medio de un futuro espacio natural olvidado institucionalmente, el Rebollar, han permitido que prospere y se mantenga tanta biodiversidad. Pero es este mismo silencio el que ahora pretenden aprovechar algunos responsables forestales de la Junta de Castilla y León para experimentar con sus pruritos peculiares de gestión del monte. Calicatas sin evaluación alguna con el fin de buscar bancos de áridos para las obras de carreteras voraces que atraviesan el Rebollar y un plan de ordenación deforestador pueden aniquilar este vergel centenario.” ¡Quién sabe si con el tiempo su transformación permita una expresión más de ese urbanismo canalla que tan de moda se está implantando como modelo de especulación en la comunidad de Castilla y León!”, ha declarado Carlos Lumbreras.

Estas intervenciones que empiezan a aparecer en este monte pueden conducir, a juicio de Ecologistas, a la degradación irreversible del mejor bosque de Quercus pyrenaica de todo el Rebollar, cuando un uso tradicional para el ganado, una pequeña carga cinegética o su adecuación como lugar de esparcimiento, pueden hacer del robledal un lugar perdurable, máxime si se tiene en cuenta que es propiedad de la Junta de Castilla y León y ésta, libre de tener que pagar tributo alguno a particulares o municipios, debe defender un uso público compatible con su mantenimiento sucesional. Salvaguardar La Genestosa, y con ella declarar el Espacio Natural de El Rebollar como Parque Natural, podrá poner a disposición de estos pueblos diezmados las posibilidades que ofrece un espacio rural y de calidad en la línea del desarrollo sostenible emprendido por otras comarcas salmantinas vecinas, las Batuecas y Arribes del Duero.

“Hay un hecho indiscutible: en estos años el Gobierno popular de la Junta de Castilla y León no ha hecho otra cosa que mostrarse como auténtico truhán con respecto a la protección de la Naturaleza de Salamanca al incumplir sus numerosas promesas a la ciudadanía de esta provincia sobre los plazos para la declaración de nuestros ecosistemas y sus pueblos, o al intentar apuntarse al carro descerebrado de ser quienes cerraron los portillos de la presa de Irueña para inundar el valle del Águeda”, en opinión del portavoz de Ecologistas. En realidad, el retraso acumulado es de más de 15 años, sin parangón alguno en toda la Comunidad. El último Consejero de Medio Ambiente, Fernández Carriedo, y su sucesora, que ya le antecedió para sonrojo de ambos en el cargo, Mª Jesús Ruiz, anunciaron en el inicio de cada respectiva legislatura que la Junta de Castilla y León optaría por declarar los Parques Naturales de Salamanca.

Sin embargo, “a la desidia y la pasividad de la Junta de Castilla y León por permitir un crecimiento ilegal de La Covatilla sin futuro a costa de la sierra de Béjar, ahora vuelven las elecciones en donde el papel lo aguanta todo. Ni han presentado, añade Carlos Lumbreras, ni sacado a información pública PORN alguno para comarcas y espacios tan emblemáticos de esta provincia como la Sierra de Béjar-Candelario referida, o la de Gata o las Quilamas, lo que deja la credibilidad de los Consejeros populares por los suelos, y, lo que es peor, en opinión del portavoz de Ecologistas, deja huérfanas a las gentes de nuestras comarcas de fondos públicos que incentiven el desarrollo de sus pueblos y de sus proyectos de futuro, mientras ven cómo los euros del progreso ambiental corren que vuelan para otras provincias”.

Ecologistas en Acción de Salamanca seguirá con la apuesta por la educación ambiental con su programación mensual de “Pasea” hasta junio de 2008, siendo la próxima salida el domingo 18 de noviembre al Parque Natural de Batuecas-sierra de Francia, para andar hasta la Honfría y Las Quilamas, a la que se invita a todo aquel que esté interesado por la naturaleza y la cultura salmantinas.




Visitantes conectados: 768