Residuos en Sanlúcar: Una verdad incómoda

Hoy sábado, 24 de noviembre, se cumple una semana que permanece cerrada la Planta de recepción de residuos y escombros de Verinsur, situada en la carretera de Trebujena. Como medida de presión para cobrar esa cantidad económica, la empresa ha cerrado otra vez la planta a cal y canto, dejando al sector del transporte sin poder retirar los residuos generados por empresas constructoras. El responsable del cierre a día de hoy, es el propio Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, por la deuda histórica que tiene con esta entidad.

Por ello, queremos dirigirnos a la señora Alcaldesa, para que explique públicamente cuales son los motivos de que este deuda no se haya saldado todavía y que solución se le va a dar al sector transportista de nuestra localidad. Además nos gustaría que nos revelara a donde se van depositando las toneladas que se recoge por parte de los servicios municipales de esta administración pública, ya que creemos recordar que el anterior equipo de gobierno fue el promotor de un vertedero ilegal vulnerando todas las leyes vigentes.

El tema de residuos y escombros debe de ser uno de los puntos prioritarios a tener muy en cuenta por parte del actual Equipo de gobierno solventándose lo ante posible, para que el sector del transporte no se vea perjudicado y como no, el sector turístico. Ecologistas en Acción, quiere una solución con carácter de urgencia ya que esta peligrando gravemente aun más la degradada imagen que tiene nuestra localidad, todavía podemos encontrar multitud de focos de vertederos ilegales sin que se haya tramitado y sancionado por parte de la Delegación de Medio Ambiente; ninguno. No queremos dejar de preguntarle como piensa controlar y vigilar los posibles vertidos que se pudieran originar en el término municipal, si sólo tiene un solo agente de la Unidad de Medio Ambiente, arduo trabajo deberá de tener para una población de más de 60.000 habitantes.

El sector del transporte una gran mayoría está cumpliendo con la normativa vigente la cual consiste en depositar en un gestor autorizado los materiales de demolición que se generan en las diferentes obras repartidas por el termino municipal y se encuentran tras la deuda que tiene este Equipo de Gobierno con este empresa, que dicha instalación se cierre automáticamente como medida de presión. Calculamos para una empresa privada le sea rentable su negocio en una semana puede transportar entre escombros, restos vegetales y otros, unas 20 cubas de las cuales cada una puede llevar un peso medio de unos 3.000 kilos si se multiplica estos números salen un total 60.000 kilos, unas 60 toneladas, sabe la señora alcaldesa donde se esta depositando estos materiales.

Para finalizar, la responsabilidad por los vertidos de los residuos corresponde (art. 33.1 Ley 10/1998) en este caso al gestor de los mismos, siendo en el presente supuesto el Ayuntamiento por ser el competente de la recogida y efectuar en los terrenos mencionados la eliminación de los residuos recogidos. La Ley autonómica 7/1994 de Protección Ambiental determina esta misma obligación de los Ayuntamientos sobre la gestión de los residuos y la responsabilidad que les afecta (artículo 43.2 y 3).