Las empresas responsables de los vertidos al Guadaira tienen que pagar

Ecologistas en Acción exige al Alcalde de Morón que repercuta los 600.000 euros de multa por vertidos al Guadaíra a las empresas contaminantes responsables y se personará ante la Fiscalía de Medio Ambiente para que se investigue al Alcalde por un posible delito de dejación de funciones y trato de favor.

Tras la multa de más de 600.000 euros impuesta por el Gobierno Central al Ayto. de Morón por vertidos contaminantes al Guadaíra, Ecologistas en Acción considera una tremenda injusticia social que sean los ciudadanos de Morón de la Frontera los que tengan que asumir el coste económico de la negligencia y trato de favor de su Alcalde Manuel Morilla.

Desde que Morilla es Alcalde, el Ayto de Morón ha sido sancionado aproximadamente con 1’5 millones de euros por vertidos al Guadaíra, mientras que en ese mismo periodo de tiempo el Ayto. de Morón sólo ha incoado expedientes a las empresas contaminantes por valor de unos 100 mil euros, de los cuales la mayoría no se han pagado. Por este motivo, Ecologistas en Acción se personará ante la Fiscalía de Medio Ambiente para que no se abandonen las investigaciones iniciadas respecto a los vertidos de Morón y para que se incluyan los posibles delitos de dejación de funciones y trato de favor por parte del Alcalde de Morón hacia las empresas contaminantes.

A las multas pagadas por el Ayto. hay que sumar los 2’5 millones de euros que ha costado al erario público, a través de la Consejería de Medio Ambiente, la reparación de la depuradora urbana de Morón, que dejó de funcionar definitivamente en Enero de 2004 debido a los continuos episodios de contaminación procedente de las empresas de aderezo de aceitunas de Morón que vertían sus residuos líquidos de lejías y salmueras y abundantes restos sólidos de aceitunas directamente al saneamiento público de Morón conectado a la depuradora.

Ante esta actitud sucia, incívica y de total desprecio por parte de las empresas contaminantes a los mínimas normas de convivencia de una sociedad civilizada, que ha dejado durante 4 años a toda una población de casi 30.000 habitantes sin poder depurar sus aguas residuales, la Consejería de Medio Ambiente está instalando también con dinero público y en terrenos públicos cedidos por el Ayto. de Morón una balsa de protección de la depuradora frente a vertidos, antes de ponerla nuevamente en funcionamiento.

Todas estas ingentes cantidades de dinero público (más de 4 millones de euros) contrastan con los más de 180 millones de euros que cada año facturan las empresas aceituneras de Morón agrupadas bajo el hipócrita nombre de AIE Empresarios de Morón por el Desarrollo Sostenible, principales responsables a su vez de la mayoría de los vertidos causantes de las multas y de la rotura de la depuradora. También contrastan esas cantidades con la ridícula aportación de 200.000 euros con que la AIE pretendía indemnizar a los ciudadanos de Morón este pasado verano, a cambio, para colmo de desvergüenza, del uso de 10 Has de terreno público durante los próximos diez años.

Con todos estos argumentos, Ecologistas en Acción exige a la AIE que garantice públicamente y ante las autoridades competentes, que van a asumir en sus balsas de residuos el 100% de los vertidos que vayan a producir sus empresas. Igualmente exige al Ayto. de Morón que tramite hasta sus últimas consecuencias todos y cada uno de los expedientes sancionadores iniciados a las empresas contaminantes de Morón.

Por último, Ecologistas en Acción solicita a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que la totalidad de los más de 1’5 millones de euros impuestos en multas al Ayto. de Morón se dediquen en su integridad a labores de restauración ambiental del río Guadaíra en el término municipal de Morón, especialmente en la zona la Sierra de Esparteros, contratando para ello a trabajadores del sector agrícola de Morón que se quedan desempleados después de la campaña de recogida de la aceituna.