Denunciada ante la Fiscalia la muerte de miles de peces

Balsa lixiviados junto al Rivera de Huelva
Ampliar

Ecologistas en Acción pone en conocimiento de la Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla los hechos que han motivado la mortandad de miles de peces en el río Rivera de Huelva a la altura de Guillena, solicitando que se investiguen las causas y los responsables directos de este posible delito contra el Medio Ambiente, así como la posible dejación de funciones de las autoridades competentes.

En el escrito dirigido a la fiscalía se pide que se investigue la situación irregular del vertedero localizado a escasos metros del punto dónde se han hallado los peces muertos. Este vertedero parece que cuenta con autorización tácita municipal pero carece de las autorizaciones preceptivas de la Consejerías de Medio Ambiente, Innovación y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), por lo que en la denuncia se responsabiliza del vertido al Ayuntamiento de Guillena y se solicita que se investigue a las administraciones competentes por dejación de funciones.

La situación de este vertedero ha sido denunciada en numerosas ocasiones por Ecologistas en Acción sin que se haya acabado con el tráfico ilegal de residuos al mismo mediante camiones que acceden al recinto desde el propio río, utilizando como caminos los accesos abiertos por las numerosas graveras que se localizan en esta zona del río.

Las propias graveras son el otro gran problema de esta zona ya que se producen extracciones de áridos en áreas de dominio público hidráulico y se excava más allá del nivel freático, afectando al acuífero aluvial del río, originando una presión excesiva debido a que se construyen caminos de tierra para cruzarlo, desviando el cauce o atravesándolo por la mitad.

El vertedero ha provocado la creación de una balsa entre los taludes del propio vertedero y el del río, donde se acumulan los lixiviados y todo tipo de residuos. El desbordamiento de esta balsa nauseabunda sería la causa de la mortandad de peces.

Ecologistas en Acción realizó el pasado 4 de diciembre sobre las 9 horas unas fotos para hacerle un seguimiento a la citada balsa ya que nos tememos un intento de hacerla desaparecer esparciendo escombros sobre la misma, lo que no impediría que se siguieran produciendo contaminación por filtraciones al río.

Ese mismo día se personaron en la zona agentes del SEPRONA y de la CHG que levantaron actas, mientras operarios municipales retiraban los peces muertos.