Denuncia por las obras de emergencia de abastecimiento a Baza

Desde septiembre las obras van a la carrera, ¿por qué tanta prisa?

DENUNCIA EN FISCALÍA CONTRA LA MINISTRA DE MEDIO AMBIENTE Y EL FUNCIONARIO DE MÁS ALTO RANGO QUE HAYA DECIDIDO LA DECLARACIÓN COMO OBRAS DE EMERGENCIA PARA ABASTECIMIENTO A BAZA DESDE EL PANTANO DEL PORTILLO

Según la legislación vigente no hay motivos para la declaración de obras de emergencia, ya que sólo se puede hacer en tres supuestos:

1.- Cuando la Administración tenga que actuar de manera inmediata a causa de acontecimientos catastróficos,

2.- Por situaciones que supongan grave peligro

3.- Por necesidades que afecten directamente a la Defensa Nacional

Esta declaración de emergencia lleva pareja el que no se haga Evaluación de Impacto Ambiental y que no haya participación pública.
Curiosamente han sido los valores ambientales unidos a la movilización ciudadana los que han echado atrás otros proyectos anteriores para desangrar el río Castril.

El daño para este río emblemático será muy importante, ya que se detraerán 8 hm3 anuales afectando a 25 km de valle que da cobijo a especies protegidas por la legislación vigente y que se resentirían con los cambios que sufriría el ecosistema fluvial. Hay un estudio científico, encargado por la Consejería de Medio Ambiente y realizado por expertos de varias universidades españolas que certifica el gran valor ecológico de este río.

También la tubería que se pretende montar atravesaría fértiles vegas causando daños irreparables para el paisaje y el modo de vida de los habitantes ribereños.

Lo más curioso y lo que tendrá que explicar la ministra al ministerio fiscal es el por qué se elige una obra de conducción de 36 km de longitud y un coste inicial de más de 10 millones de euros para llevar agua a Baza, que nunca ha sufrido restricciones en el abastecimiento, y que se encuentra sobre un acuífero que le puede proporcionar agua de calidad y de una forma sostenible (por su recarga natural) a una población cuatro veces superior a la que hoy existe.

Exigimos las responsabilidades pertinentes por esta tramitación irregular, con graves repercusiones ambientales y en clara contradicción con toda la normativa ambiental existente y con la nueva Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad que acaba de ser aprobada.
El río Castril debe seguir siendo lo que es, un referente de río mediterráneo con un ecosistema privilegiado que ha permitido vivir de una forma sostenible y durante siglos, a sus pobladores.

Sería deseable que la Fiscalía no sólo interviniera desde el punto de vista penal, sino también por la vía administrativa, al tratarse de un acto con una evidente repercusión social y que está provocando una sensación de desamparo en la población a tenor de lo dispuesto en la Constitución Española sobre sostenibilidad y derecho a un medio ambiente digno.

Esta denuncia está apoyada por el Excmo. Ayuntamiento de Cortes de Baza, Comunidades de regantes del Río Castril y más de 1000 vecinos de la zona que a título personal también denuncian estos hechos y piden responsabilidades.