Reducción de la iluminación navideña en Sanlúcar

Ecologistas en Acción valora positivamente la decisión del Ayuntamiento de Sanlúcar de restringir la iluminación navideña al periodo del 15 de diciembre al 6 de enero y de apagar las luces a medianoche tal como Ecologistas en Acción y FACUA lo habíamos pedido, a través de nuestra campaña “En Navidad que no te deslumbren”.

Existen poderosas razones para considerar el exceso de luces como no sostenible y necesitado de una fuerte reducción.

La electricidad no es una energía limpia, como creen muchos ciudadanos: la mitad procede de combustibles fósiles (centrales térmicas de carbón y de gas) y la cuarta parte de centrales nucleares. Además, representa una fuente de emisión de CO2, principal responsable del Cambio Climático en el que ya estamos situados. El 19% de la generación de energía en el mundo tiene como fin la iluminación y causa tantas emisiones de CO2 como el 70% de los coches, furgonetas y motos del mundo.

Para agravar el problema, la inmensa mayoría de las bombillas que se emplean siguen siendo de las incandescentes, mucho menos eficientes (gastan 4 veces más energía para producir la misma luz) que las fluorescentes compactas o las LED (diodo emisor de luz), con una vida útil de 10 años, frente a los 6 meses de media de las primeras.

El derroche energético y el consumismo desaforado de estas fechas son las dos caras de la moneda de la insostenibilidad. La emergencia del problema del Cambio Climático significa un compromiso de todos nosotros para reducir nuestro consumo y nuestras emisiones. En Andalucía se emiten 8 las toneladas de CO2 por persona al año: somos parte del problema y debemos ser parte de la solución.

Sanlúcar carece de plan de ahorro y eficiencia energética y se han tomado medidas como la iluminación de la playa que producen un derroche energético.

Ecologistas en Acción y FACUA a través de nuestra campaña “ En Navidad que no te deslumbren”, hacemos un llamamiento a la sensatez y a la racionalidad: nos va la vida (nuestra vida y la de nuestros hijos) en ello. Si no queremos degradar más el planeta, reducir nuestro nivel de consumo, hacerlo más sostenible y utilizar todo lo que se pueda las energías renovables son exigencias ineludibles.

Por tanto, animamos a los ayuntamientos, comerciantes y ciudadanos a:

  • Restringir la iluminación navideña a días estrictamente señalados (15 de diciembre a 6 de enero).
  • Reducir las horas de iluminación hasta la medianoche.
  • Emplear lámparas LED.
  • Limitar la colocación a calles comerciales.
  • Racionalizar el consumo, evitando compras innecesarias, superfluas y antiecológicas.
  • Disminuir el consumo eléctrico, utilizando electrodomésticos eficientes (calificación A) y bombillas de bajo consumo, que duran 8 veces más que las incandescentes y consumen la cuarta parte.
  • Colaborar en todas las acciones y medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y para luchar contra el Cambio Climático.