Circuito de motocross en Tocina

Ecologistas en Acción ha puesto en conocimiento de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la delegación provincial de Medio Ambiente que en el Municipio de Tocina se está construyendo un circuito de motocross en una zona cercana al río conocida como "La Playita", afectando al dominio publico hidraúlico, zona de servidumbre y de policía que son competencia de la Confederación.

La construcción del circuito está generando movimientos de tierra y eliminación de la vegetación y provocará impactos sobre la fauna por las molestias de este tipo de instalaciones, a la flora y suelos por la erosión que genera el tráfico de motos y al agua por vertidos de basuras, combustible y aceites.

El circuito está enclavado en la única zona natural no transformada que tiene el pueblo y es propiedad municipal, donde va la gente del pueblo los fines de semana a pasar el día de campo y donde se celebra la romería del pueblo.

En esa zona ya había un antiguo circuito que se hizo hace años y que las crecidas del río se habían encargado de dañar, lo que demuestra que la zona es en buena parte dominio público hidraúlico. Desde hace años el ayuntamiento declara que el circuito es ilegal pero hacen la vista gorda.

Sin embargo, el ayuntamiento ha firmado un convenio con un particular para meter máquinas y arreglar el circuito, llegando a anunciar que se celebrará en este circuito una competición de motocross en enero, con el argumento de que es la única fórmula que encuentran para atender las necesidades de mantenimiento de la zona.

La zona en general no recibe el mantenimiento adecuado a su uso y sólo de vez en cuando se recoge la basura por parte del Ayuntamiento por lo que suele estar muy sucia la zona que la gente usa para comidas campestres. Además, se llevan a cabo prácticas ilegales como cortes de leña para la chimenea y prácticas de tiro.

La cuestión es que si hace falta allí una mayor vigilancia y una mayor inversión en mantenimiento no se tenga que admitir un proyecto privado altamente impactante, más aún cuando en breve esta zona pasará a ser de la Junta porque se ha permutado por una cañada Real y unos caminos que han sido desafectados, condicionando con la cesión de los terrenos para el circuito las posibles actuaciones de uso público y de restauración que la Consejería de Medio Ambiente está obligada a acometer en la zona.




Visitantes conectados: 191