Sin resolución judicial sobre la denuncia de construcciones ilegales

La Federación Provincial de Ecologistas en Acción de Sevilla quiere llamar la atención de los poderes públicos y en particular de la fiscalía y del Poder Judicial, por cuanto consideramos fuera de todo lugar el retraso que está teniendo en su resolución las Diligencias Previas abiertas por el Juzgado de Instrucción de Lora del Río a resultas del escrito de denuncia interpuesto por esta Federación de Ecologistas en Acción, en fecha 12 de Junio de 2003 ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Sevilla, a resultas de una serie de actuaciones urbanísticas llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Lora del Río que entendemos totalmente en contra de Ley.

Los primeros indicios de ilegalidad urbanística fueron puestos en conocimiento de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz en el año 2001, elaborándose un exhaustivo expediente en relación a los hechos denunciados, consistentes estos en el incumplimiento del Plan Parcial de la urbanización de “El Zahornil”, la construcción de promociones de viviendas en terrenos calificados de dominio público, vías pecuarias y zonas verdes; en la denominada Vía Pecuaria “Cañada Real del Mármol” y en la también denominada “Vereda al Descansadero de Valero”, hoy en día ya construidas y habitadas, en una operación urbanística que amparó la construcción de unas 150 viviendas.

A pesar de los años transcurridos, de los informes y documentos relevantes aportados sobre los hechos denunciados, aún no ha habido un pronunciamiento por parte del ministerio fiscal ni del órgano judicial competente, que tipifique y resuelva en relación a los delitos en que se pudiera haber incurrido, recogidos en los artículos 319 y 320 del Código Penal, en sus formas aplicables a la ordenación del territorio.

Desde la Federación de Ecologistas en Acción se pide una vez más de los órganos judiciales la necesaria celeridad en la tramitación de este tipo de denuncias que pretenden proteger de la especulación salvaje al patrimonio público de todos los andaluces, como son las Vías Pecuarias que discurre por nuestros términos municipales, así como el respeto a las normas urbanísticas y al planeamiento vigente en cada momento.

Finalmente, es justo reconocer la loable labor desarrollada por la Oficina del Defensor del Pueblo, tanto en la figura de su responsable, Sr. Chamizo, como de su Adjunto en materia de urbanismo, D. Sebastián de la Obra, por su colaboración y buen hacer en la labor desarrollada en el expediente de queja elevado sobre los hechos antes referenciados, que esperamos tengan su continuidad en una actuación judicial ejemplarizante, que entendemos no debe demorarse por mucho más tiempo.