Ciberacción: Faustino, sí. Berriel, no

El Sr. Faustino García Márquez, hombre íntegro, gran trabajador y uno de los grandes intelectuales del Archipiélago, se ha destacado en las últimas décadas como un firme defensor de la protección territorial de las Islas desde diversas responsabilidades de la administración y el gobierno canario, siendo el padre de mucha de la normativa en esta materia que está en vigor.

Con su nombramiento como responsable de la Agencia de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático hace menos de un año, el actual Presidente del Gobierno de Canarias, D. Paulino Rivero, intentó distanciarse de su antecesor y uno de los peores presidentes -en relación con el medio ambiente y el territorio- que ha tenido Canarias: D. Adán Martín. Sin embargo, junto con la creación de la Agencia, mantuvo de la anterior legislatura a D. Domingo Berriel, sin duda también el peor Consejero en materia ambiental y territorial que ha tenido Canarias en su historia. De hecho, es un declarado enemigo de la protección del medio natural y por tanto, figura incompatible con la de D. Faustino García Márquez.

Con la reciente dimisión de este último se consolida lo que muchos nos temíamos: el sector más hiperdesarrollista del Gobierno de Canarias se ha hecho con las riendas absolutas, liquidando a la única cabeza visible de una política respetuosa con el futuro de Canarias y sin duda el Sr. Rivero es el líder de esta purga.

Esta liquidación tiene nombre y apellidos: la Ley de Medidas Urgentes en Materia de Ordenación Territorial para la Dinamización Sectorial y la Ordenación del Turismo, o Ley Berriel, la mayor catástrofe normativa que se puede plantear en una Canarias del S. XXI, que se supone debería priorizar la protección del territorio como mecanismo único de viabilidad futura.

Esta propuesta normativa supone, entre otras barbaridades, la desregulación del suelo rústico y especialmente el de protección agraria (con nuevos usos impropios del mismo, como colegios o instalaciones deportivas privadas, urbanizaciones industriales, etc.); permite desmontar solares turísticos sin que haya un proyecto autorizado (con el objetivo de usar los materiales para rellenos u obras marítimas privadas y con el tremendo impacto paisajístico que esto supone); fomenta la edificación ilegal y establece medidas para legalizar instalaciones fuera de ordenación; propicia nuevos consumos de suelo (turístico e industrial); permite la nueva construcción de hoteles de 5 estrellas (sin límite de plazas por islas ni en el total del archipiélago), con el incentivo de que se usen durante 6 años como hoteles escuela; establece mecanismos disparatados e injustificados para la renovación turísticas (pueden llegar a suponer 6 ó 7 camas nuevas por cada cama rehabilitada), etc., etc.

Movilízate contra el Gobierno de Canarias y su intento de destrucción del cada vez más escaso suelo sin degradar que queda en las Islas. Remite al Presidente del Gobierno de Canarias el siguiente mensaje:

ENVIA UN MENSAJE AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANARIAS

Si no te funciona el enlace anterior, copia el texto siguiente y envialo a: ocarleo@gobiernodecanarias.org,presidente@gobiernodecanarias.org

Estimado Sr. Presidente del Gobierno de Canarias:

Ante la propuesta de destrucción de la vigente normativa en materia de protección territorial que promueve su Gobierno mediante la denominada Ley de Medidas Urgentes, le exigimos la retirada de este proyecto de Ley y el cese inmediato de su promotor, el Sr. Berriel, como única salida a la más grave crisis institucional de la historia de la autonomía de Canarias, en lo que se refiere a la protección del medio ambiente y del territorio de nuestro maltrecho Archipiélago, crisis surgida de la tramitación por la vía de urgencia de la citada ley y por la dimisión del responsable de la Agencia canaria de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, D. Faustino García Márquez.

Atentamente,




Visitantes conectados: 609