Ciberacción: Por la protección de los sebadales canarios

El Gobierno de Canarias, con el respaldo del Gobierno central, viene propiciando la destrucción de la costa y el litoral de las Islas con múltiples actuaciones. Una de las más irracionales e impresentables es el proyecto de puerto industrial de Granadilla (Tenerife). Alrededor de este proyecto, se ha tejido una red de mentiras para intentar legalizar lo ilegalizable. Una de estas farsas ha sido que había que construir el puerto de Granadilla porque el actual Puerto de Santa Cruz estaba agotado, colapsado y no se podía ampliar. FALSO.

La segunda ha girado alrededor de los aspectos ambientales, y en especial, sobre los sebadales, praderas submarinas de enorme relevancia ecológica, cuya especie dominante es la seba (Cymodocea nodosa). La Autoridad Portuaria y el Gobierno de Canarias empezaron afirmando que en la zona no había sebadales y que el impacto ambiental sería mínimo. Tras denunciarse estas falsedades a la Comisión Europea, tuvo que ser la comunidad científica, con el apoyo de las organizaciones ecologistas, quienes demostraron la importancia de los sebadales de la zona y el enorme impacto ambiental que causaría el proyecto, en caso de ejecutarse. Aunque finalmente la Comisión Europea reconoció la gravísima afección a dos Lugares de Importancia Comunitaria que estaban al sur del proyecto, por contra, creyó a las administraciones españolas en la otra gran mentira, el puerto de Granadilla había que hacerlo porque Santa Cruz estaba colapsado, así que el proyecto siguió adelante.

A día de hoy, lo único que impide a las administraciones empezar con las obras es la protección que tiene la seba como especie, al estar incluida en el Catálogo canario de especies amenazadas. Frente a este obstáculo, el Gobierno de Canarias promovió una primera solución chupucera e irrealizable: el trasplante de todo el sebadal que quedaría sepultado por las obras del puerto. Cuando se han dado cuenta que trasplantar sebas no es como trasplantar lechugas, han ido a una solución doble y mucho más drástica: desproteger la parte del sebadal de Granadilla (el más importante de Tenerife y uno de los primeros de Canarias) que quedaría sepultado por el puerto y además rebajar el nivel de protección de todos los sebadales del Archipiélago. El argumento por parte del Consejero de Medio Ambiente es que el sebadal en Canarias se encuentra mejor que nunca, y hablan de una población total de 400 km2.

Frente a este argumento, ha tenido que ser una vez más el mundo científico de Canarias quien ha puesto las cosas en su sitio, y se ha presentado públicamente un informe que desmiente de forma contundente que el sebadal se encuentra en buena situación, y por contra, hablan de una población en absoluta regresión y que como mucho no llegaría a 60 km2, siete veces menos de lo que dice el Gobierno canario. Estos relevantes científicos (pincha aquí para ver la lista) solicitan al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino que se declare a los sebadales de Canarias como “hábitat en peligro de desaparición”.

ENVIA UN MENSAJE A LA MINISTRA DE MEDIO AMBIENTE Y AL CONSEJERO DE MEDIO AMBIENTE DE CANARIAS, EXIGIENDO QUE PROTEJA LOS SEBADALES DE LAS ISLAS

Si no te funciona el enlace anterior, copia el texto siguiente y envialo a: informacionmma@mma.es, domingo.berrielmartinez@gobiernodecanarias.org

Estimada Sra. Ministra y Sr. Consejero:

Los sebadales son clave para el mantenimiento de la ya muy deteriorada biodiversidad marina de Canarias. Frente a la propuesta del Gobierno de Canarias de rebajar su nivel de protección, basada en argumentaciones totalmente falsas y faltas del más mínimo rigor, apoyo la solicitud de destacado miembros de la comunidad científica canaria exigiendo a su Ministerio la declaración de los sebadales de Canarias como “hábitat en peligro de desaparición”

Atentamente,


agosto de 2017 :

julio de 2017 | septiembre de 2017



Visitantes conectados: 202